miércoles, 23 de abril de 2008

¿Que tendrá que ver el Pato Donald con la inflación?

Estimado señor Leandro Uría, con todo respeto por usted y su prestigioso medio de "prensa libre mas que centenario", me pregunto a que viene ahora esa forzada mención a un presidente americano democráticamente elegido y luego depuesto por los Estados Unidos y en particular que significa la inclusión de la palabra "traumático" en el título de su nota Aristide, un antecedente "traumático" publicada en La Nación del día 23 de Abril de 2008 referida a las recientes elecciones en el Paraguay.

En verdad debo decirle que sospecho que usted está tratando de instalar una idea prejuiciosa en el espacio ideológico que ese medio está construyendo alrededor de la imagen del Presidente electo del Paraguay y al mismo tiempo soslayando irrenunciables responsabilidades informativas de ese medio de prensa.

Mi sobresaltada imaginación me arrastra hasta las mas fantásticas ideas respecto de una inteligente preparación del terreno discursivo para el aterrizaje en la agenda de ese medio de una arremetida mediática contra la gestión del futuro presidente si (dios así no lo permita) el temido giro a la izquierda del suspendido obispo que pudo haber sido preanunciado por aquel maternal beso de la señora de Bonafini, se convirtiera en horrible realidad en el futuro cercano.

Será que La Nación, obediente, cumple con la misión imperial de avisarle al Obispo (suspendido) Lugo de los riesgos que enfrentaría su mandato si se le ocurriera nada más pensar en importunar aún más la ya deteriorada política exterior del país del norte, el de la bandera de las barras y las estrellas, en el subcontinente.

Mis febriles pensamientos se basan en que en principio debo decir que no veo mayor interés periodístico e informativo en rememorar el caso del presidente Aristide en Haití para contrastarlo y compararlo con la actualidad del Paraguay del presidente electo Obispo (suspendido) señor Lugo, salvo la notoria y superficial coincidencia de que ambos personajes tienen algo pendiente con la iglesia católica apostólica romana lo que no es después de todo un argumento menor, pero que no parece ser mas que eso, una coincidencia.

Las historias, realidades, y consecuencias pasadas y/o futuras de ambos países son profundamente diferentes aunque sí podrían existir algunas interesantes correlaciones históricas y políticas entre ambos países que no veo plasmadas en su nota señor . . . como era . . . ah sí, señor Uría.

Tal vez pudiera recordarle a usted algunos hechos de la historia de estos países que como ya mencionara, no veo en letras de molde, en negro sobre blanco, en su nota.

Por ejemplo podríamos recordar que Haití, un país creado sobre el territorio insular donde estaba instalado un simple depósito comercial para la distribución de esclavos africanos luego de la matanza colonial de los pueblos originarios de aquella isla, país decía, que se independizó y abolió la esclavitud tempranamente hecho por el cual las las entonces potencias coloniales de primer orden mundial como Francia y Estados Unidos decidieron castigarlo cruelmente.

Haití, le informo muy señor mío, debiera ser recordada en los anales de la historia de la humanidad por ser el primer caso en que los esclavos abolieron el sistema esclavista de forma autónoma y perdurable en el tiempo, sentando un precedente definitivo para el fin de la esclavitud en el Mundo.

De todas maneras el castigo impuesto por los "dueños del negocio" por tamaña impertinencia continúa hasta nuestros días.

Como dato de "color" (color negro, por supuesto) sería interesante rememorar entre tantos desastres sufridos por ese pueblo, la matanza de esclavos abolicionistas y de sus líderes independentistas realizada allí por la marina de los Estados Unidos.

Fue el entonces que el asistente del secretario de la marina de los estados Unidos, Franklin d. Roosevelt , que posteriormente se convirtiera en presidente de los Estados Unidos, redactara de su puño y letra la constitución Haitiana. Maravillosa la historia ¿verdad?


Foto: Charlemagne Peralte crucificado por tropas norteamericanas http://content.answers.com/main/content/wp/en/9/91/Peraltebody.jpg

El caso es que ese pequeño estado antillano de apenas 27.800 km2 y algo menos de 2 millones de habitantes, el segundo estado independiente de América (1908), es a la fecha uno de los mas pobres y marginados del mundo.
¿Será tal vez a causa de su temprana rebeldía a continuar arrastrando cadenas?
El liberalismo nos enseña que eso no tiene nada que ver, nos dice que lo más probable es que no sean aptos para regir sus destinos.

Por otra parte, amigo Uría, no veo tampoco que se correlacione, ni en este ni en otros artículos de ese medio, con o sin su firma, lo antes dicho sobre Haití con la infame guerra que provocara la terrible matanza de millones de ciudadanos paraguayos y que fuera llevada a cabo por los ejércitos de nuestro país aliados a las fuerzas armadas del entonces imperio esclavista del Brasil durante la así llamada Guerra del Paraguay o de la "Triple Alianza".

Como recordaremos, el verdadero motivo de aquella guerra mas allá de las mentiras mediáticas difundidas tanto en esa época como después del conflicto, fue el de combatir y destruír la férrea resistencia de Pueblo y Gobierno Paraguayo a la invasión de la "democracia liberal y civilizadora" de los intereses Británicos en el Río de la Plata.

Tanto en ese tristemente cercano (en lo geográfico) episodio cuanto en el caso de Haití, se repite el hecho de que una naciónes americanas independientes son arrasadas a sangre y fuego por tropas y armas de otras naciones americanas al servicio éstas últimas del pabellón del "Liberalismo".

Parece muy sugestivo que estas correlaciones más esclarecedoras y oportunas que las publicadas por usted no salgan a la luz en las páginas de tan prestigioso medio.


Me pregunto si tendrá algo que ver con esta particular orientacion editorial y curioso olvido el hecho de que el
fundador de ese mas que centenario medio de prensa y el que fuera presidente de la Nación Argentina responsable de la participación de nuestro país en la bastarda y asesina alianza en cuestión sean la misma persona?

Es aquella misma persona que en un discurso pronunciado el 7 de marzo de 1871 decía:

" La Fuerza que impulsa el progreso de la Argentina es señores, el capital inglés"
Foto:
Revista "LA NACIÓN, Un siglo en sus columnas". editada por el diario La Nación con motivo de cumplirse 100 años de su fundación.
Buenos Aires 4 de enero de 1970.
http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:BartolomeMitre002.JPG

Será por eso entonces que el diario La Nación nunca aborda las noticias referidas a la República hermana del Paraguay desde una posición de respeto, contricción y arrepentimiento que debiera mostrar, por ser hija de la inspiración del falsario asesino de su pueblo, sino que en su lugar contrata a intelectuales mercenarios que abogan por el sostenimiento de una historia mendaz en el imaginario del lector.

Será que nunca podrá, La Nación, asumir y lavar la culpa de ser la voz cantante de aquél villano que embarcó a nuestro pueblo a una guerra sangrienta y a todas luces inútil, si es que alguna lo es, y especialmente envió a los argentinos mas pobres y desprotegidos, gauchos, negros, etc, al sufrimiento, al horror y a la muerte terrible por una causa que no solo no era nuestra sino que era en defensa de la "libertad de explotación" de nuestros territorios, bienes y riquezas por parte de intereses de potencias exteriores cosa que logró con éxito como podemos observar argentinos y paraguayos hoy.

Será que nunca escucharé o leeré tan solo una palabra de arrepentimiento en nombre de todos aquellos que llenaron sus bolsillos entonces y de sus descendientes y asociados que lo siguen haciendo hoy mientras que se olvidan de la historia, escupen sobre los caídos y miran hacia otro lado como si todo fuera una fiesta de cumpleaños.

Y para finalizar, debo decir, señor Leandro Uría que lo considero a usted cómplice de aquello, ya que aboga usted en la misma dirección y por ello recibe su paga con dinero manchado de sangre.



Foto:
http://museocheguevaraargentina.blogspot.com

En desagravio a ese artículo y como homenaje a los pueblos Paraguayo y Haitiano negado por ese diario pero no por nuestro pueblo, tomamos de Genocidio Triple Alianza, desaparición de Paraguay, verguenza de Argentina, Brasil y Uruguay. los versos de Carlos Guido y Spano:


NENIA (1)
(Canción Fúnebre)

En idioma guaraní,(2)
una joven paraguaya
tiernas endechas (3) ensaya
cantando en el arpa así,
en idioma guaraní:

¡Llora, llora urutaú (4)
en las ramas del yatay (5),
ya no existe el Paraguay
donde nací como tú ­
¡llora, llora urutaú!

¡En el dulce Lambaré
feliz era en mi cabaña;
vino la guerra y su saña
no ha dejado nada en pie
en el dulce Lambaré!

¡Padre, madre, hermanos! ¡Ay!
Todo en el mundo he perdido;
en mi corazón partido
sólo amargas penas hay ­
¡Padre, madre, hermanos! ¡Ay!

De un verde ubirapitá (6)
mi novio que combatió
como un héroe en el Timbó (7),
al pie sepultado está
¡de un verde ubirapitá!

Rasgado el blanco tipoy (8)
tengo en señal de mi duelo,
y en aquel sagrado suelo
de rodillas siempre estoy,
rasgado en blando tipoy .

Lo mataron los cambá (9)
no pudiéndolo rendir;
él fue el último en salir
de Curuzú (10) y Humaitá (11)
¡Lo mataron los cambá!

¡Por qué, cielos, no morí
cuando me estrechó triunfante
entre sus brazos mi amante
después de Curupaití (12)!
¡Por qué, cielos, no morí!...

¡Llora, llora, urutaú
en las ramas del yatay;
ya no existe el Paraguay
donde nací como tú-
¡Llora, llora, urutaú!

1) Canto funeral. Forma poética de la antigüedad latina; era, a veces, el elogio de una persona después de muerta.
2) Pueblo y lengua que ocupaban desde el sur de Brasil hasta nuestra actual zona de Corrientes y Misiones, incluyendo el Paragüay.
3) Canción triste. Es también combinación métrica de cuatro versos para asuntos luctuosos de seis o siete sílabas asonantadas.
4) Especie de buho. Suele lanzar de noche alaridos prolongados.
5) Especie de palmera.
6) Árbol de la selva paragüaya.
7) Plantas de este tipo; zona brasileña.
8) Camisa larga de lienzo liviano.
9) Los negros del Brasil.
10) Una de las batallas de la Guerra del Paragüay entre éste país y la Triple Alianza: Argentina, Brasil, Uruguay (1866).
11) Triunfo aliado en la Guerra del Paragüay (enero de 1868).
12) Terrible derrota aliada en la misma guerra (septiembre de 1866).

Salud Americanos

lunes, 21 de abril de 2008

Visita de BXVI a USA

Dichos y Hechos

Como decía mi abuela:
“Del dicho al hecho hay mucho trecho”

Ya anteriormente intentamos entender los objetivos y las consecuencias de la visita del Cardenal Bertone a Cuba en curiosa coincidencia con la elección del Comandante Raúl Castro para el cargo de Presidente de esa nación caribeña. (Ver CUBA - ¿En el ojo de la tormenta?)

Ahora, en un hecho político de suma trascendencia, el Papa realizó una vista ecuménica a Estados Unidos, por supuesto que este acto también nos llama a la reflexión y nos mueve a tratar de comprenderlo, entonces nos preguntamos ¿Para qué fue Benedicto XVI a USA?

Como detalle anecdótico nos enteramos por varios medios que en la primera misa papal oficiada en la catedral San Patricio de Nueva York, el mismo, Tarcisio Bertone, felicitó al Papa (escuchen bien) en español (sí, español con Ñ como le gusta a Clarín) porque ese sábado cumplió tres años de Pontificado.

Continuemos.

“No es fácil desentrañar el pensamiento del Vaticano sobre los espinosos temas que se abordan en un mundo donde el Presidente de Estados Unidos y sus aliados ricos y desarrollados han impuesto una guerra sangrienta contra la cultura y la religión de más de mil millones de personas en nombre de la lucha contra el terrorismo. . .”

“Benedicto XVI, a lo largo de su actividad como Obispo alemán, fue conservador y alérgico a los cambios en la política social y en las normas internas que rigen su iglesia”.

Por otra parte antes de la visita vimos que “la gran prensa de Estados Unidos” donde aproximadamente el 25% de los habitantes profesa la fe católica, “inicialmente fue implacable, a partir de las indisciplinas contra las normas establecidas para los creyentes, calificando a la Iglesia Católica como religión decadente”.

“El Papa fue sin duda inteligente. Contraatacó desde el inicio de la visita.”

“No abandonó un minuto la sonrisa y el brillo de los ojos, y se dedicó de inmediato a cumplir un programa que con 18 años de edad habría agotado a cualquier visitante”.

Quedó claro además que durante la presencia del Sumo Pontífice en territorio norteamericano, “el jefe del imperio (W.B.) no se atrevería a exigir al Estado del Vaticano. . .” una “ . . . nueva constitución y elecciones libres como él las concibe . . .” para otros países.

En su condición de jefe de estado y líder de una organización religiosa poderosa y fuertemente arraigada en muchos pueblos del mundo, particularmente en América, el Papa se dirigió a la asamblea de la Organización de las Naciones Unidas donde entre otras cosas, en su mensaje se preocupó de señalar que:

  • "... el deseo de la paz, la búsqueda de la justicia, el respeto de la dignidad de la persona, la cooperación y la asistencia humanitaria, expresan las justas aspiraciones del espíritu humano."
  • "... los objetivos del desarrollo, la reducción de las desigualdades locales y globales, la protección del entorno, de los recursos y del clima, requieren que todos los responsables internacionales actúen conjuntamente y demuestren una disponibilidad para actuar de buena fe, respetando la ley y promoviendo la solidaridad con las regiones más débiles del planeta."
  • "Nuestro pensamiento se dirige al modo en que a veces se han aplicado los resultados de los descubrimientos de la investigación científica y tecnológica."
  • "... estos derechos se basan en la ley natural inscrita en el corazón del hombre y presente en las diferentes culturas y civilizaciones."
  • "...la máxima no hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti en modo alguno puede variar, por mucha que sea la diversidad de las naciones."
  • "Mi presencia en esta Asamblea es una muestra de estima por las Naciones Unidas y es considerada como expresión de la esperanza en que la Organización sirva cada vez más como signo de unidad entre los Estados y como instrumento al servicio de toda la familia humana."

No puedo menos que suscribir en general estas afirmaciones, provengan de quien provengan.

Como dije al principio del artículo, “No es fácil desentrañar el pensamiento del Vaticano. . .” pero lo que sí podemos entender claramente es que en su recorrido por el extenso país del norte, “ . . . lo que expresó el Papa es la antítesis de la política de brutalidad y fuerza que aplica . . .” unilateralmente el Presidente y el gobierno de ese mismo país.

Es justo a esta altura, contarles que todo el texto en bastardilla fue extraído del artículo “Paz y Prosperidad” publicado en http://www.juventudrebelde.cu/cuba/2008-04-21/paz-y-prosperidad por el señor Fidel Castro Ruz quien además es el que cita al señor Joseph Ratzinger (texto en negrita).

Esta fue entonces una lectura de la visita desde el punto de vista de FIDEL, su posición , sus intereses y su opinión.

Ahora en cambio para el corresponsal ERIC GORSKI de AP (Associated Press) en Nueva York, Benedicto XVI no llegó a Estados Unidos para hacer declaraciones políticas provocativas, más bien optó por la moderación. Sin hacer planteamientos políticos específicos se pronunció por la paz, pero no mencionó la guerra en Irak.

Para el redactor de AP la visita de Benedicto XVI será más recordada por sus comentarios frecuentes sobre la vergüenza de la Iglesia católica por los abusos sexuales de sacerdotes. Ya que además, sostuvo una reunión privada con cinco víctimas de esos abusos.

Suman en el mismo sentido las palabras
de Bill McGarvey, el director de BustedHalo.com que es una revista en línea de una orden religiosa católica cuando declara:

"Para mí, el eje de toda esta semana es el hecho de que se reunió con víctimas de los abusos",

Como se puede observar, una línea de interés bien diferente ya que en ningún momento se remarca algún tipo de controversia entre lo que el Papa dijo y el discurso del Presidente Bush tal como lo señalaba Fidel.

Para la europea AFP, Agence France-Press solo tres momentos importantes marcaron el viaje: la oración del Papa en la zona de los atentados del 11 de septiembre de 2001; su paso por una sinagoga de Nueva York; y su encuentro privado con cinco víctimas de los sacerdotes pedófilos.

Nuevamente encontramos una diferencia sustancial entre la lectura de Fidel y el cable de AFP que nos presenta la visión de la parte católica conservadora de la sociedad norteamericana aliada a la Europa en la NATO que está muy preocupada por la visión de la parte WASP de aquella civilizada sociedad de ultramar.

Eso sí, en cable aparte para América Latina la AFP se ocupa de remarcar que Benedicto XVI, que es políglota, habló en español en varias oportunidades por ejemplo al final de su homilía de la misa en el estadio de los Yankees, en el Bronx, ante unos 60.000 fieles donde expresó:
  • "Aquí, en este país de libertad, quiero proclamar con fuerza que la palabra de Cristo no elimina nuestras aspiraciones a una vida plena y libre, sino que nos descubre nuestra verdadera dignidad".
Para AFP tanto como AP, el peso entonces de la importancia de la visita, estuvo en la intervención del Papa en ese pequeño y circunstancial problema privado que algunos sacerdotes católicos norteamericanos tuvieron con el manejo de sus orientaciones e impulsos sexuales.
También fue muy importante para estas agencias noticiosas que un Papa alemán de muy circunstancial pasado adolescente nazi haya tenido el desprendido y atento gesto de saludar a la poderosa y rica comunidad judía de Nueva York justo antes de la pascua judía.

Nada de importancia le otorgan estas agencias a la exposición del Papa en la ONU.
Para variar los poderosos siempre muy preocupados por sus ombligos.

Por su parte El País de Madrid nos cuenta que en los jardines de la Casa Blanca, Benedicto XVI le pidió en público a Bush que "cuente con "el apoyo paciente de la diplomacia internacional" a la hora de resolver los conflictos internacionales; ¿un pequeño tirón de orejas?

Luego en el despacho Oval, en privado, sin cámaras ni taquígrafos, Ratzinger y Bush hablaron.
Al cabo de la reunión se emitió un comunicado conjunto que resaltaba sus coincidencias: su rechazo al aborto y los matrimonios homosexuales y su defensa de la familia como pilar de la sociedad.

Por fin Bush expresó que "El Papa nos recuerda a los estadounidenses cómo distinguir entre lo bueno y lo malo"
¡Qué suerte! Ahora que Mr President nos dijo esto nos quedamos todos mas tranquilos.

Al cabo de su visita Benedicto XVI regresó a Roma.

Los invito a quedarnos con las palabras con las que Fidel cierra su reflexión del comienzo:

“Los bellos e impresionantes cantos han cesado en los templos.
Ahora se continuará escuchando el odioso e incesante estampido de las armas”.


lunes, 14 de abril de 2008

Las retenciones a las exportaciones y el conflicto del campo

Después de tantas tonterías redactadas y relatadas por la inagotable manada de "tarados funcionales" como los define el maestro Aliverti, que sólo saben repetir como loros los conceptos que otros "inteligentes oportunistas" ponen, tiernamente procesados, al alcance de sus manos y bocas generalmente desconectadas de sus respectivos cerebros, hoy recibí en mi casilla de correo una "cadena" con algo que sirve, algo que no es desechable.

Información seria, presentada en forma severa y respetuosa. Con un contenido y un discurso obviamente, definitivamente, orientado políticamente (como todos sin excepción) pero a diferencia de la basura que estamos acostumbrados a recibir a través de "los medios", en este caso además de recibir algo inteligente, no se esconde la mano después de lanzar la opinión.

Es bueno cuando uno siente que puede opinar, disentir, apoyar, debatir, refutar, es bueno cuando uno siente que puede mirar a los ojos del que le habla y ve que este está claramente definido y sobre todo que aporta su opinión basado en un soporte razonable y serio.

No es el caso de estar siempre "de acuerdo" ni de pretender escuchar solo lo que "nos gusta", lo que tiene de valioso este testimonio no es que "suene lindo" o "que sale por la tele", o que muchos estén de acuerdo. Lo valioso es que aquí se analiza la realidad sobre la base de información medianamente seria y sobre todo aplicando racionalidad y lógica por encima de la intención política explícita.

Les anticipo el encabezado y los dejo sobre el camino . . .

Una contribución del "Ateneo Arturo Jauretche" para esclarecer el debate e indagar en un problema que nos involucra a todos.

http://ateneojauretche.blogspot.com/2008/04/las-retenciones-las-exportaciones-y-el.html.

Contenido
  • Aportes para la discusión
  • Claves para su comprensión
  • Verdades y mentiras
  • Lo que los medios no dicen
  • El detonador del conflicto
  • ¿Qué sabemos sobre el conflicto?
  • ¿Qué son las retenciones?
  • ¿Qué efectos tienen las retenciones?
  • ¿Las retenciones son un impuesto "distorsivo"?
  • ¿El "campo es quien más produce para el país?
  • ¿El "campo" es quien mayor esfuerzo hizo en estos años de recuperación económica?
  • ¿El "campo" ya paga un montón de impuestos, como para que ahora le pongan retenciones?
  • ¿Si la soja se exporta en su totalidad, entonces debiera tener menores retenciones?
  • ¿Es injusto que sa hayan aumentado las retenciones después de que los productores hubieran decidido qué sembrar?
  • ¿En el "campo" lo más importante son los chacareros y los pequeños productores, y lo de la "oligarquía terrateniente" es un mito?
Algunas respuestas y datos para avisparnos contra las nuevas zonceras que nos quieren vender.

Para leer el artículo completo publicado el 4 de abril en www.ateneojauretche.blogspot.com a modo de presentación clickear aquí
Y ahora, ya que estamos, para los que no saben quien fue Arturo Jauretche
fundador de la FORJA (Fuerza de Orientación Radical de la Joven Argentina) y puedan ir conociéndolo, les trancribo una de sus tantas sabias y visionarias declaraciones:

"Desde Otawa, y ahora ya definitivamente en Inglaterra, en el Mercado Común Europeo y en los Estados Unidos el comercio internacional no se rige más por el precio. Ningún gran país practica ya la política liberal con su mercado abierto de intercambio regido por los costos, y así el liberalismo es sólo una mercancía de exportación para los países ultramarinos regidos por cipayos que difunden esas zonceras para trampa de los zonzos".

Las dos caras del liberalismo argentino: progreso y antiprogreso. 1967.
Escritos Inéditos - Corregidor 2002.

Sí queridos lectores este político y pensador argentino podía ver algo mas allá de sus narices, en el año 1967 describe lo que hoy, cuarenta años después, es una obviedad para todo aquel que tenga un par de dedos de frente.

Salud Don Arturo !!!

lunes, 7 de abril de 2008

Banalización del debate

Agarrarse al comentario de CK sobre el dibujito de Sábat y poner gritos en los cielos es simplemente utilizar la ya famosa estrategia del Tero (Belonopterus cayennensis lampronotus) que cuando ve amenazado su nido, por un lado grita y en otro pone los huevos.

Ellos, los consabidos teros sin plumas de nuestra pampa, son los que sostienen que debemos encontrar la quintaesencia del mal, la inquisición nuevamente desencadenada, la persecución mortal del opositor y que la señora presidenta viene a ser un nuevo demonio con cola y todo enseñoreado por Avenida de Mayo, son los generales mediáticos golpistas y sus obedientes subalternos y acólitos en general, en definitiva los neo-gorilas, si es que un gorila puede llamarse neo.

A su servicio, conscientemente o no, están todos aquellos disciplinados y sumisos consumidores de basura mediática, ellos son en definitiva el hato de ingenuos que rápidamente pasarán de hecho a formar parte de las víctimas civiles e inocentes que los generales mediáticos mandan al frente de batalla y que valientemente hoy salen a poner el cuerpo en la heroica lucha por la defensa del nuevo y fugaz icono de la libertad, el "Pícaro Sábat" cuya cotización se verá sustancialmente incrementada gracias a la nada despreciable publicidad del producto que fabrica (él mismo).

Personalidades esbozan defensas, desagravios, expresiones solidarias, etc. muy interesante fenómeno por el cual disimulado detrás de una "muy plausible obra de bien" se construye un discurso de crítica hacia la presidenta en ejercicio a quién está tan de moda golpear por banalidades de menor importancia como por ejemplo la marca de su cartera.

Adelante Argentinos, dibujitos y carteras de moda esa es la discusión.

Seamos claros, si discutimos banalidades terminamos siendo banales y por lo tanto estaremos construyendo una sociedad banal. (miremos un minuto a nuestro alrededor por favor).

Una verdadera y necesaria discusión, por ejemplo la de la justa distribución de la riqueza que se produce en suelo argentino en todas sus formas, esa discusión no se da, se soslaya, se evita, en definitiva se prohíbe.

Y de esa censura no se habla. No seriamente en los medios por lo menos.

De la imposibilidad de miles y miles de argentinos de acceder a los mas elementales bienes y servicios como alimento, vivienda, educación, salud, de eso no se habla realmente. De cómo en los últimos 20 o 30 años nuestra sociedad empeoró todos sus índices de bienestar humano de la mano de los modelos que nos fueron impuestro y/o aceptamos mas o menos sumisos.

De la responsabilidad que todos tenemos, SÍ dije "TODOS", respecto de la violencia social desatada que significa la sola perdurabilidad e incremento cuali y cuantitativo de esas carencias sociales, de eso no se habla.

Nadie, a nivel mediático postula abierta y seriamente una discusión pública inmediata con desagravios, acciones solidarias y propuestas concretas respecto por ejemplo de la existencia de "las pirañas" esos niños armados que en gran número aparecen y desaparecen fugazmente arrebatando lo que encuentren a su paso y que asolan ya no solo barrios marginales del primero y segundo cordón del Gran Buenos Aires sino que llegan a algunos barrios de la Ciudad de Buenos Aires .

No veo marchas multitudinarias con cacerolas y banderas, ni escucho voces públicas y mediáticas como no sea las de unos argentinos para pedir la aplicación de más violencia institucional asesina sobre esos otros argentinos.

No escucho a sectores con verdadero poder político, económico, militar, espiritual, sectores de la producción agrícola o industrial, de las empresas extranjeras como alguna telefónica o un pool agroexportador, no escucho de parte de los verdaderos dueños de la riqueza algo mas que el silencio en el mejor de los casos y sí mayormente un cerrado discurso único en respaldo de todo aquello que hace a garantizar y favorecer el modelo de acumulación irrestricta de la riqueza en pocas manos.

Ninguno de ellos sale al ruedo a decir que ese modelo es la causa y "las pirañas" son el efecto.

Ninguno de ellos lo hará. Habrá que hacer fuerza mucha fuerza para cambiar eso.

Pienso que ese es un verdadero debate que nuestra sociedad podría proponer hoy.

No perdamos mas tiempo con banalidades.

Al fin y al cabo él es como declaró ". . . .un periodista que dibuja, nada más" en definitiva al que le guste Sábat que vaya y lo mire y al que no no.







jueves, 3 de abril de 2008

Sobre la política de la provocación

A continuación se reproduce un artículo de Ezequiel Meler publicado en Rebelión el 3/4/2008 que arroja buena luz al momento de describir los sucesos ocurrido en nuestro país en los últimos días y algunas consideraciones sobre los protagonistas.



Foto 17 de octubre de 1945
Galería El Peronismo / Canal Encuentro




Las parábolas de Beatriz Sarlo

“La indignación que el peronismo le produce a las capas medias es histórica, y yo calzo hoy los zapatos de mi padre… tratando de no repetirlo”[1] Beatriz Sarlo, en 1994.

He leído, no sin asombro, la nota publicada por Beatriz Sarlo en el diario La Nación, el jueves 27 de marzo de 2008[2]. Debo decir que aún hoy, casi siete días después, me resulta difícil compatibilizar el discurso que emana de la nota con la firma y, aún más, la historia personal de su autora. Estudiante de la Facultad de Filosofía y Letras en los años sesenta, militante de larga trayectoria en el peronismo revolucionario y el maoísmo, Sarlo se identificó, desde los años ochenta, con la persistencia arquetípica de una figura intelectual -en el sentido fuerte, francés, del término- de neto tinte progresista. Punto de Vista, la revista de la cual fue referente principal, perduró, durante muchos años, como un ámbito de debate insoslayable, de crítica, de reflexión polémica. Varios años después, ya alejada de los claustros, Sarlo ha cambiado el “Mao y Perón, un solo corazón” de su juventud por el “Videla, volvé” de las clases medias, exasperadas por el triunfo electoral del peronismo. Sin lugar para la razón, su nota cierra toda una travesía intelectual, que va desde el socialismo revolucionario hasta la derecha golpista, pasando, eso sí, por el alfonsinismo.

Vale la pena hacer un repaso de los acontecimientos que Sarlo, más que relatar, maltrata y amaña. Tras una jornada cargada de tensión, y con pocos minutos de antelación al inminente discurso presidencial, el martes 25 de marzo se conoció, por todos los medios de comunicación, la decisión de las corporaciones que agrupan al grueso de los productores agropecuarios de ratificar, tanto la continuidad del lock out, como –más grave aún- los piquetes que cerraban el camino a los transportes de alimentos para el abastecimiento de las ciudades, eso sí, por tiempo indeterminado. Pese a ello, Cristina Fernández de Kirchner, sin lugar a dudas en su hora más difícil, había elegido salir a la palestra.

En un discurso fuerte, que marcaba a las claras el carácter político de la conducta patronal, así como la complicidad de buena parte de la oposición derrotada en octubre, la jefa de Estado había ratificado su política de ingresos, y en especial, el sistema de retenciones móviles, que garantiza que la estabilidad de precios relativos en el país no se vea afectada por las rápidas fluctuaciones en el mercado mundial de granos. La frase más fuerte fue, desde luego, para el doble discurso de las entidades agropecuarias, en teoría embarcadas en una negativa conjunta a comercializar su producción exportable. Al respecto, señaló la presidente: “Entre el 13 y el 23 de marzo han salido exportaciones por 402 millones de dólares […] La huelga me parece que se la están haciendo a los argentinos, porque las exportaciones siguen viento en popa”. Mientras se exporta maíz, denunció la presidenta, “se mueren los pollos argentinos y veremos también crecer el precio de los mismos […] A algunos, tal vez, les gustaría que lo que comen los argentinos, a precios argentinos, poder exportarlo y tener mayor rentabilidad.”[3]

Apenas culminado el discurso, en muchos barrios pudientes de la Capital comenzaron a sonar cacerolas. En un patético revival de las trágicas jornadas de diciembre de 2001, parte de la clase media alta movilizaba, detrás de las banderas del campo, sus odios de clase y, en especial, su visceral antiperonismo. De modo nada serio, se escuchaba el “Que se vayan todos”, y tanto los más como los menos exaltados pedían la renuncia de la presidente asumida el diez de diciembre. En ese escenario caldeado, aparecieron columnas de militantes peronistas, con el dirigente piquetero Luis D´Elía a la cabeza, para manifestarse a favor del gobierno. Después de algunos forcejeos, y una o dos trompadas, a mi entender muy bien puestas, la plaza quedó en manos de los grupos oficialistas, quienes tuvieron el buen gusto de quitar las banderas con leyendas del tipo “Videla, volvé”, colocadas allí por sus ilustrados predecesores.

En su nota, Sarlo se las arregla para ver el mundo al revés, cosa que no es de extrañar si atendemos a su nada consecuente derrotero intelectual, de casi trescientos sesenta grados. El relato que enhebra no deja lugar para la actitud de las corporaciones, analiza el discurso presidencial como parte de “un dispositivo político” centrado en la provocación, y elige tachar de violentos, no a quienes buscaron y buscan, por cualquier medio, desestabilizar al gobierno constitucional, sino a quienes se manifiestan por la vigencia irrestricta de la democracia. Llamativamente para alguien de su talla, que ha dedicado su vida al análisis del discurso, Sarlo cae, una y otra vez, en todos los lugares comunes del antiperonismo clásico: el elogio del espontaneísmo como valor propio de “la gente” -en rigor, de las clases medias ilustradas- frente a la “organización” de los piqueteros “kirchneristas” -quienes, en rigor, hace rato que no cortan rutas, y que nunca pusieron en peligro, por otra parte, la circulación de la economía o la estabilidad de las instituciones-, la atribución de la “provocación e impunidad” a quienes, en todo caso, responden con su conducta “patotera” a los enemigos jurados de la democracia, etc. Para Sarlo, al parecer, desabastecer a las principales aglomeraciones urbanas, como expediente de un litigio iniciado –eso nos dicen- por la distribución de la renta agraria, no sólo no merece comentario, sino que es digno de apoyo.

No obstante, lo que más me llamó la atención de la operación lingüística operada por Sarlo fue el párrafo que le dedicó a Cristina, quien resultó imputada como autora intelectual del desalojo de los caceroleros golpistas de Barrio Norte. La madre de todas las perlas fue este sencillo comentario: “Se dice que Cristina Fernández habla bien. Su discurso no lo prueba, si hablar bien significa algo más que hablar de corrido, no vacilar ni confundirse con los tiempos de los verbos.”[4] Más arriba, en un casi seguro recurso literario, Sarlo le hace decir a una de las manifestantes con las que tuvo tiempo de dialogar: “No creo que esta mujer haya sido una dirigente política en su juventud, porque yo estaba en la política y discutir con los JP era difícil. Había que ganarles, mientras que esta mujer me parece que nunca le ganó a nadie una mujer mano a mano”[5].

Cualquiera que tenga unos años sabrá reconocer, casi con una sonrisa, el arsenal discursivo que desempolva Sarlo: es el tono de rencor que las mujeres de alta sociedad reservaban para Eva Perón, “la Eva”, la primera de todas que se animó a ser “Esa mujer”. Es, también, como lo ha señalado recientemente Marta Dillon, el rencor ante la potencia femenina de otra mujer peronista, que tal vez, lo haya merecido menos –vaya uno a saber-, pero que hoy decide, con inteligencia, pasión y energía, sobre el destino de todos los argentinos. Gran revolución cultural, la de Sarlo: Mao estaría orgulloso.

Hoy, el pueblo argentino ha manifestado, en millares de voces, en decenas de plazas y ciudades de todas las provincias, su apoyo al gobierno nacional. La manifestación principal, en Plaza de Mayo, retoma la tradición peronista de la movilización masiva como herramienta de participación. Mañana, seguramente, aparecerán los denostadores: que la gente estaba paga –porque los que pelean por la redistribución de la renta lo hacen por amor al arte-, que movilizaron con camiones –en vez de ir caminando, como en 1945-, que los que fueron no laburan, que no son los verdaderos “representantes del pueblo”, etc. Ya lo conocemos. Ya lo hemos escuchado anteriormente. Llevamos cincuenta años escuchando la misma tozudez, recibiendo la misma violencia, verbal y física. Bien lo sabe Cristina, que hoy recibió el pañuelo de Hebe de Bonafini, tal vez, en recuerdo de todos aquellos compañeros a los que nadie les podía ganar la discusión, y que acabaron muertos. Bien lo sabe Sarlo, con toda su crispación, relegada a las columnas del diario de la oligarquía por excelencia. La fantasía de una “República” sin las “masas ignorantes”, sin los “esclavos del clientelismo”, se termina cada vez que vamos a las urnas. Antes, después, y en el medio, es más de lo mismo. Da pena que el país no pueda avanzar en medio de una coyuntura internacional tan favorable. Pero mientras algunos pocos sigan sin entender que, con todos los derechos del caso, se tienen que bancar ser la minoría, no vamos a cambiar. Seguiremos sumidos en la violencia, fruto de la intolerancia de los supuestos dueños del país, que creen ser también los dueños del logos.


[1] Beatriz Sarlo, entrevista citada de Hora, Roy; Trímboli, Javier: Pensar la Argentina. Los historiadores hablan de historia y de política, Buenos Aires, El Cielo Por Asalto, 1994, p. 194.

[2] Sarlo: “Fue una provocación”, en La Nación, 27/03/08.

[3] Véase Pagina 12, 26/03/08, p. 3.

[4] Sarlo: “Fue una provocación”, ibídem.

[5] Ibídem.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)