jueves, 26 de junio de 2008

Pasen y Vean a la Sra desnuda !!!!!!!!!!

Podemos perder todo menos . . .

La Memoria

(Para leer el detalle haga click sobre la solicitada publicada por la Sra en el 1er aniversario del golpe genocida))

Los que firman esa solicitada en el ´77
son los mismos que hoy nos dicen
que todos
somos "El Campo"

Ellos NO son "El Campo"

Ellos son

"Los Oligarcas Lamebotas y Golpistas de Siempre"

Juicio y Castigo a los culpables

¡ A todos los culpables !



sábado, 21 de junio de 2008

ONÍRICAS

Una vez, hace muchos años cuando era todavía un joven idealista (ahora ya soy un viejo idealista), mucho antes que las torres gemelas de Manhanttan fueran demolidas como resultado de un complot de los servicios de inteligencia del gobierno de los EEUU, soñé que en un futuro de ficción, un reducido número de países ricos habían cerrado casi completamente sus fronteras al resto de los habitantes del mundo.

En esa ficción, un presidente sin rostro de un país latinoamericano sin nombre pero que necesitaba desesperadamente renegociar los compromisos económicos de su nación con entidades de crédito internacionales para lo cual debía viajar a Europa en forma urgente.

El presidente insoportablemente presionado por la población hambreada se veía entonces ante a la triste realidad de tener que solicitar visa para ingresar a la Comunidad Europea cosa que para ese momento era ya de uso y costumbre aún para presidentes y jefes de estado no comunitarios, pero en esa oportunidad con tristeza y escandalizada amargura descubría que por el solo motivo de ser latinoamericano (sudaca que le dicen) la misma le era denegada.

Antes de despertar recordé que una vez yo había leído un libro de Franz Fanon que se llamaba "Los Condenados de la Tierra".


Cuando desperté angustiado y descubrí que aquello sólo había sido un sueño, me tranquilicé pensando que un día así nunca llegaría.

. . . .

¿Ese día no llegará, cierto?

. . . .


Scorts Alto Nivel

Jefe de Poder Ejecutivos de País Pobre,

Joven, 1.84 m, castaño dotado buen culo, caliente, discreto varonil, dispuesto a lo que desee, para ejecutivos extranjeros, alto nivel.



Noticia del día

ESTADOS UNIDOS, EUROPA Y LOS DERECHOS HUMANOS

20/06/2008

La desprestigiada forma de suspender las sanciones a Cuba que acaba de adoptar la Unión Europea el 19 de junio ha sido abordada por 16 despachos internacionales de prensa. No implica en lo absoluto consecuencia económica alguna para nuestro país. Por el contrario, las leyes extraterritoriales de Estados Unidos y, por lo tanto, su bloqueo económico y financiero continúan plenamente vigentes.

. . . pero desde ahora deseo consignar mi desprecio por la enorme hipocresía que encierra tal decisión. Esto se hace aún más evidente cuando coincide con la brutal medida europea de expulsar a los inmigrantes no autorizados procedentes de los países latinoamericanos, en algunos de los cuales la población en su mayoría es de origen europeo. Los emigrantes son además fruto de la explotación colonial, semicolonial y capitalista.

Fidel Castro

para leer nota completa hacer click en http://www.cubadebate.cu

domingo, 15 de junio de 2008

No son Gandhi

No sé si todos recuerdan bien quién fue Mohandas Karamchand Gandhī (02/10/1869 – 30/01/1948) también conocido como “el Mahatma” nombre que proviene de las formas del sánscrito y quiere decir “el de alma grande”.

Fue un abogado, nacido en la India y que trabajó en Sudáfrica donde comenzó a hacerse conocer como militante y activista entre la comunidad india inmigrante en aquella fuertemente racista colonia británica.

Se sabe que el incidente que serviría como un catalizador de su activismo político ocurrió mientras viajaba en tren a Pretoria desde Natal donde vivía, cuando se negó a cambiarse del vagón de primera clase al de tercera el cual se destinaba a la gente de color. Además, en ese viaje sufrió otras humillaciones al negársele alojamiento en varios hoteles debido al color de su piel.

En ese país, después de haber sufrido el racismo, prejuicio e injusticia fue donde comenzó a cuestionar la situación social de sus coterráneos y el suyo mismo en la sociedad.

Preconizaba la total fidelidad a los dictados de la conciencia, llegando incluso a la desobediencia civil si fuese necesario.

Inspirado en Thoreau se convirtió en un referente del anarquismo pacifista y precursor de lo que se dio en llamar “la desobediencia civil” enfrentando al colonialismo autoritario y racista del imperio británico en África y la India.Gandhi llegó a detener la vida social y política de un subcontinente entero en su enfrentamiento con la corona Británica en su lucha por la independencia de la India.

No creo que el Mahatma se considerara a sí mismo “ruralista” pero seguro que cortó algunas rutas el hombre.

Eso era un piquete y eso era un motivo.

El comentario viene a cuento de historias mas recientes sobre ciertos aspirantes a mártires de cartón pintado. Hoy podemos ver cómo titula Perfil en su edición virtual del día de hoy domingo 15 de Junio de 2008:

Alfredo de Angelis (sic, con “s” final), el primer ruralista en decretar un corte.

Tanto Alfredo de Angeli como su mellizo, Atilio, nacieron en María Grande, en el departamento de Paraná, muy lejos del subcontinente Indio, hace unos 51 años, o sea que Gandhi ya había muerto para ese entonces y se vincularon desde temprano con la actividad agropecuaria de la ciudad de Gualeguaychú. Nada que ver con la abogacía que a duras penas ejercía Gandhi en Sudáfrica antes de transformarse en un asceta y líder de masas.

“Mi viejo nos mandaba a trabajar en 1972 en el tractor de un vecino”, recuerda Atilio.

Del Mahatma no se sabe si alguna vez se dedicó a los quehaceres del campo como los “melli” pero seguramente ninguno ellos hubieran sido de su agrado ya que aquel promovía conductas alimentarias vegetarianas y nunca probaba carne, mucho menos de vaca, animal sagrado en la India cosa que descarto sí hacen ambos mellizos junto con la mayoría de la población de nuestro país.

Es claro que los motivos que llevan a algunos dirigentes del agro y sus acólitos a manifestar contra el gobierno nacional y conculcar masivamente los derechos de sus conciudadanos como el derecho de libre tránsito, el derecho al trabajo, a la alimentación, y otros están muy pero muy lejos de la gravedad de aquellas injusticias y opresiones que debió soportar Gandhi y el pueblo indio tanto en el exilio sudafricano cuanto en su propio territorio.

Muy lejos de aquellos atropellos con que los británicos atentaban contra los derechos humanos del pueblo indio y que así daban entonces entidad moral a la resistencia pacífica de expresaban las masas oprimidas que lideraba Gandhi.

Definitivamente, el Alfredo de Angeli (sin “s” final) y todos sus camaradas oportunistas que a lo largo de la rica pampa húmeda se organizan para chantajear a un gobierno tomando de rehenes a cierta parte de la población de este nuestro país y manteniendo en vilo a una sociedad que trata de mantener y desarrollar un estilo de vida democrático, los Melli o el Alfredo no tienen, decía, la altura moral necesaria para erigirse en fiscales acusadores y supuestos defensores de los derechos a la propiedad privada en general.

No se crean que son Gandhi. No se crean que son mártires. No se crean que están defendiendo mis derechos ante nada. Yo y muchos como yo miramos aterrorizados como una minoritaria banda de capitalistas terratenientes seguidos por algunos incautos impulsados por oscuros intereses del “mercado”, pretende pulsear, poner en jaque y finalmente destituir a un gobierno democrático legalmente elegido por voto popular libre y limpio.

Eso es sedición. Aquí y en la India de Gandhi

No es que yo esté contra la sedición, no, no ni mucho menos.

Allí esta el ejemplo del Mahatma Gandhi que es admirable aún en sus errores y que debe ser tomado como faro de lo que un pueblo puede y debe hacer frente a la opresión, el racismo, la tortura, la dominación, o sea rebelarse.

La sedición contra el poder ilegal, absoluto, dictatorial, que atenta contra los mas elementales derechos humanos no solo es válida sino definitivamente una obligación moral de los pueblos que pretenden ser libres.

La sedición, aún armada, en defensa del gobierno democrático debe ser exaltada.

La sedición en contra de gobiernos militares dictatoriales surgidos en los vaivenes trasnochados entre cuarteles y comités es un deber moral.

Aquella ejercida en contra de aquellos gobiernos que surgieron como obediente respuesta de las clases dirigentes corruptas aliadas a las oscuras demandas de potencias extranjeras como los del ´55, del ´66 y del ´76 la sedición era una obligación.

¿Cual dictadura?

Algunos tenemos memoria.

Como tituló El País de Madrid:

Tercera orden de detención contra el dictador argentino Videla.

El ex jefe militar del régimen está acusado de unos 200 delitos de lesa humanidad

Ni las FAA, ni la SRA (¡válgame dios!) , ni la Coninosequé, y la Carbanosecuanto ni sus antiguos, ni sus actuales dirigentes estaban aquel 24 de marzo de 1976 ni en los años posteriores, cortando calles y rutas defendiendo los derechos de las personas contra las brutales aberraciones de la dictadura militar genocida.

Tampoco recuerdo haberlos visto firme y unánimemente atravesados sobre las rutas contra la desvastadora corrupción y venta del patrimonio de los argentinos perpetuado como modelo político que instaló el neoliberalismo de Menem en los ´90.

Más bien todo lo contrario. Muchos de ellos se aprovecharon sobradamente de las ventajas relativas que les proporcionaba la coyuntura política.

No es entonces este el caso, ni esos señores del “Campo” son Gandhi ni el gobierno es el virrey de la corona británica ni estamos en la India con las vacas sagradas, así que dejemos el pretendido martirologio a un costado y analicemos la realidad tal como es.

Si un señor gordito (a vos no te va tan mal che) junto con algunos incautos cortó la ruta que se corran porque por allí pasamos los argentinos.

Si el gordito quiere un protagonismo político que se postule a algo y se presente a elecciones cuando llegue el momento o charle con Tinelli que si la Tota Santillán baila, bien puede hacerlo mejor el Alfredo de Angeli.

Pero tampoco es este el caso. No les interesa la democracia.

Para ellos es simplemente votar cuando toca, nunca fue ni será seguir un proceso democrático como el menos peor de los modos de organización social y política que hemos encontrado.

Este gobierno o someterse a una dictadura militar es para ellos un avatar más, algo que no se controla tal como el clima.

Este es el caso en que los beneficiados por un modelo de privilegio que se instaló en nuestro país gracias a la última dictadura y se consolidó durante el menemato pretenden impedir lo que por ahora es nada más que la aspiración verbalizada pero ni siquiera iniciada aún de un cambio estructural en las relaciones del poder y de la distribución de la renta en nuestra sociedad.

Este escaso 20% de la población que bajo el pretexto del santo “derecho a la propiedad privada” acumula mas del 40 % de la riqueza que produce nuestra sociedad NO desea resignar no ya sus actuales y de por sí muy discutibles pertenencias sino tan luego las futuras mayores y extraordinarias ganancias producto no de su mayor trabajo y esfuerzo sino de la riqueza inherente del suelo argentino sumada a una particular coyuntura económica mundial.

La gran mayoría de los proletarios argentinos, nunca heredaron fortunas, ni grandes ni pequeñas, ni son propietario de bienes, de medios de producción que me permitieran vivir de rentas mientras miran pasar las nubes.

A lo sumo y con suerte alguno de ese 80% restante pudo llegar a ser dueño del techo donde vive, la gran mayoría casi no tiene para comer.

Es decir como la mayoría de los argentinos, esos del 80% nunca fueron ni serán capitalistas.

Entiéndase bien, no estoy hablando de capitalismo como ideología política contrapuesta a otras como socialismo o nacionalismo o algún otro ismo; no, hablo de una simple definición económica.

La mayoría de los argentinos nunca fue capitalista porque nunca tuvieron un capital propio al que sacarle provecho especulando dentro del sistema con el esfuerzo ajeno mientras se mira pasar las nubes.

El proletario desde siempre hubo de vender su fuerza de trabajo en el mercado al mejor postor quedando siempre a merced de los avatares del clima económico que los grandes intereses decidían para el vulgo.

A los señores pomposamente autodenominados “dirigentes del campo” les pido por favor que en todo caso se guarden sus títulos para el ámbito privado, continúen con sus negocios mientras puedan y no molesten más.

A la gran mayoría de “pequeños productores y propietarios” que creen firme pero ingenuamente estar luchando por sus derechos, les pido que reflexionen.

No es válido llevar adelante medidas extremas en todo caso aceptables solo ante la insensibilidad de los gobiernos para aquellos que sufren hambrunas masivas, o genocidios que conllevan la muerte de seres queridos, o la pérdida masiva de sus trabajos o de sus viviendas por desastres naturales o persecuciones por causa de raza, religión o nacionalidad pero no por causas menores.

Analicen a fondo sus posiciones y sus necesidades y luego siéntense frente a los funcionarios del gobierno a negociar defendiendo sus verdaderos intereses con la misma firmeza con que hoy se plantan en las rutas pero buscando soluciones de verdad si que ello implique tomar como rehenes a la sociedad entera. Sólo así serán verdaderos defensores de lo propio y tendrán un genuino apoyo del resto de la sociedad.

Al mediático y pintoresco Alfredo de Angeli, nada le digo, él ya sabe de que se trata esto, tal como se ve en la foto, la prefectura ya aplicó algunos correctivos contra su humanidad cuando practicaba sus metodologías de piquetero duro frente a Buquebus por el tema Botnia.

Esta vez se libró de los correctivos gracias al más delicado y gentil trato de los gendarmes.

A él sólo le deseo un exitoso debut en "Bailando por un sueño" que será su seguro destino próximo como toda vedette de turno.

Eso sí a los señores golpistas, a los gorilas por vocación y herencia, a los opositores "porque eso mide en la encuesta", a los especuladores, a los subversivos, a la señora de la cruz, a la señora de la UCR a su siniestra, a la "piba" multipluripartidaria, a los demás agitadores profesionales, al PCR y sus insólitas CCC, a todo el conchetaje cholulo que patéticamente aporrea cacerolas frente a la Quinta de Olivos y sobretodo que medra entre la paisanada bonachona e ingenua de la pampa húmeda soliviantándola, a ellos les digo que se cuiden de seguir avanzando en ese sentido.

Eso es volver al pasado, al enfrentamiento, a las antinomias estériles, a la lucha intestina. Eso es golpismo. Ni se les ocurra.

Es repetir lo que como sociedad hemos hecho desde antes de ser un estado independiente, o sea un grupo de privilegiados peleándose entre sí por la renta de la aduana de buenos aires a costa de los ideales de democracia, solidaridad, inclusión social, pero sobre todo a costa y sobre las espaldas del resto, de la enorme mayoría de argentinos y extranjeros que transita laboriosa y sufriente nuestro país cotidiano.

Hoy tenemos la oportunidad de cambiar la historia o seguir siendo una sociedad de oportunistas y sometidos.

Hasta la próxima.




Posted by Picasa

jueves, 5 de junio de 2008

Costrucción del discurso

Lo que hacen los líderes ruralistas y sus acólitos sí es "golpismo"

Podremos acordar o no, con la postura del gobierno.
Podemos acordar a veces sí y a veces no.
Pero hay un momento y una instancia en que el que no suma resta.
(Y conste que no me caen demasiado bien los Fernández)

Podemos ir a la Plaza a favor de uno u otro bando.
Podemos escribir en los medios de prensa nuestra opiniones a favor o en contra.
Podemos, como cualquier pelotudo, como dice el filósofo presidencial José Pablo Feinmann, escribir nuestras opiniones en nuestro blog.

Lo que no es civilizado hacer es cortar el país en pedazos, paralizarlo, impedir la circulación de bienes y personas, tomar a la población como rehenes y atrincherarnos detrás de ellos y de sus necesidades para hacer prevalecer nuestros intereses privados y sectoriales sobre los de los demás y luego de todo eso mentir públicamente.

¿Mentir dije?

Sí, claro que sí.
Sólo un ejemplo.
Yo ví con mis propios ojitos, a través de la pantalla de mi televisor, cómo el señor presidente de la Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angelis, parado de espaldas, recostado sobre el enorme radiador de un camión de transporte internacional, al momento, el primero de una enorme fila de varios kilómetros de transportes detenidos, yo vi cómo ese señor me decía que no estaba cortando la rutas, que el corte era responsabilidad del gobierno.
Sí él, parado frente al primero.
Eso es mentir.

Además decía el mismo señor, (estoy seguro que era el mismo porque todavía le faltaba el diente) que los todos los medios estaban manejados y al servicio del gobierno.
Este discurso lo ví y lo escuché una y otra vez, al mismo tiempo por todos, sí, TODOS los canales informativos que mi proveedor de cable me permite sintonizar.
Eso es mentir.

Lo que hacen los líderes ruralistas y sus acólitos son acciones de desestabilización de un gobierno democrático, o sea lisa y llanamente "golpismo".

No vamos aquí a revisar la historia de cada uno de los distintos actores, historia a la que se puede acceder en libros, ensayos y tratados de historia y en los artículos periodísticos mas o menos objetivos o no (algunos se pueden encontrar todavía) de los últimos 200 años.
Historia que raramente nos habla de trabajo fecundo por que eso, como ya sabemos, no vende y sí de negociados, contubernios, guerras, explotación, matanzas, herencias.

Es decir que los terratenientes argentinos son una clase como todas, ni mejor ni peor, compuestas por seres humanos y por tanto sometida a sus mismas miserias espirituales que no materiales.
Veamos, no serán el Demonio con dos colas pero tampoco son la Madre Teresa.

Los que llevamos algunos años sobre esta tierra (cualquiera sea nuestra ideología), los que nos preocupamos por tratar de desvelar la verdad histórica y que no perdimos completamente la memoria, sabemos mas o menos quién es quién por estos pagos.

Por ejemplo los dirigentes de las organizaciones agrarias saben muy bien quienes son cada uno de ellos y dónde estaban en cada momento histórico de nuestro país y porqué.

"No nos une el amor, nos une el espanto"

Tal lo que dijo Bussi, presidente de Federaciones Agrarias Argentinas (FAA) cuando un periodista le preguntó como explicaba el hecho de que los pequeños y medianos productores estuvieran unidos a la Sociedad Rural Argentina y a los intereses económicos de las empresas monopólicas que tradicionalmente los perjudicaron. Como por ejemplo durante la última dictadura cuando los pequeños terratenientes quebrados a raudales debían liquidar sus propiedades para enfrentar deudas con el Banco Nación, mientras los miembros de la Sociedad Rural Argentina solo se preocupaban por llegar primeros al remate de las tierras, insensibles a los sufrimientos de sus "colegas" hoy enlazados por la doctrina.

Los une el "espanto" ante lo que consideran la agresión del "demonio", o sea el modelo de redistribución de la renta nacional que propone el gobierno.

Aquí me viene a la memoria aquello de que no hay peor fascista que un burgués asustado. De allí al golpe hay solo un pequeño paso.

Tenemos además a los y las elegantes personas adultas de las clases altas y medias altas ciudadanas acompañados por muchos de sus vástagos adolescentes y adolescentes tardíos, que por estos días recurrieron al "piquete blanco" y al "cacerolazo de teflón, viste gordo?" que saben muy bien contra qué se movilizaron y se lo explican concienzudamente a sus hijos, acólitos y adherentes varios.

Se movilizaron en contra de un modelo económico distributivo que postula la inclusión social en defensa de algunos intereses sectoriales cercenando de facto derechos y libertades de otros individuos y actores sociales. Eso hicieron.

No importa si este gobierno es mas o menos corrupto, no les importa eso, lo que verdaderamente importa es el modelo distributivo que temen y que quieren combatir.

No voy defender a ultranza al actual gobierno, no no es lo que deseo, pero por favor no me hagan elegir ahora.

Nunca antes estuvieron estas entidades y sus asociados tan firmemente dispuestos a pulsear contra un gobierno nacional como ahora. Nunca antes tan cerradas las filas. Nunca antes tan claras las políticas de confrontación.

Y miren que hubieron gobiernos en los casi doscientos años de existencia política como nación.

Hubieron gobiernos militares, civiles, democráticos, autocráticos, autoritarios, populistas, etc

Hubieron en nuestro país gobiernos muy corruptos, (tanto o más que éste) con funcionarios muy ladrones, con medidas muy retencionistas, con políticas de verdadera desatención del agro.

Hubieron gobiernos muy festejados por la Sociedad Rural Argentina, que aplicaron medidas de control de precios, de intervención en los mercados, de control total de los medios de prensa, de políticas internas inconsultas, donde era subversivo no ya cortar una ruta sino el solicitar el diálogo y peticionar disciplinadamente a las autoridades. Mucho vimos eso.

Hubieron gobiernos dictatoriales donde las personas eran sistemáticamente secuestradas, torturadas, robadas su identidad y sus bienes y asesinadas por las fuerzas de seguridad sin más motivo que el de dejar muy claro cuál era el estado de privilegio reinante.

Hubieron también gobiernos democráticos que contribuyeron decisivamente en la destrucción del sistema de educación pública haciendo entre otras cosas que la deserción escolar fuera de magnitudes insospechadas para nuestro país priorizando y fomentando la educación privada y elitista como un verdadero y lucrativo negocio.

Hubieron gobiernos civiles que hicieron pedazos la salud eliminando de raíz todos los recursos presupuestarios para sostener y desarrollar un sistema de salud público eficiente y de nivel como pocos en el mundo y único en América Latina en su momento.

Hubieron gobiernos cuyos funcionarios, sean ellos civiles, militares, eclesiásticos, o pertenecientes a alguna otra casta con esenciales o circunstanciales privilegios, que se robaron hasta el agua de los floreros de la Casa Rosada y otras dependencias menores y que por allí andan sin pena y algunos hasta con gloria, por las calles de nuestras ciudades con sus consciencias vacías pero con sus bolsillos llenos de oro.

Algunos se autoeligieron, otros fueron elejidos y reelejidos con el voto popular.

Pero "la gente" no recuerda, no correlaciona, no "discrimina". Es que en estos tiempos modernos eso de "discriminar" está prohibido.

Ahora los argentinos "Todos somos el campo" así como antes éramos todos "Derechos y Humanos".
Para variar, una sociedad que olvida, niega y construye fábulas.
Pero no crean, no es exclusividad de los argentinos.

Como dijo Fidel Castro:- "El ser humano moderno no es menos egoísta que el griego de la época de Platón. Por el contrario, el de hoy está sometido a un diluvio de publicidad, imágenes e influencias a las que jamás lo había sido."

Por eso además de la propaganda y el egoísmo es que aparecen los llamados "ingenuos, perejiles" o mas duramente "idiotas útiles" en cualquier bando.
Son los que sólo alcanzan a repetir el discurso que se les pone en la boca e ir para el lado en que se los arrea.

De esos lamentablemente hay muchos y no son exclusivos de una ideología en particular ni de una sociedad en particular.
No queda otra que aceptarlos como son, hacen número y ruido pero aportan muy poco más. Salvo para construir falsos discursos y de esa forma facilitar el golpe, para eso sí sirven.

A este grupo social tal vez habría que darles la oportunidad de educarse de alguna forma, ya que en general son nada más y nada menos que el triste producto del necesario proceso de atrofia racional y moral de importantes sectores de nuestra sociedad que si bien siempre existió, se acentuó profundamente en los últimos treinta años con el expreso sentido de asegurar el control social.

Repito, la mayoría de esas personas no son culpables en un sentido estricto pero son socialmente responsables por ser funcionales a cualquier proyecto político sin distinción de bandería en mérito a que se les ha cercenado la capacidad de razonar y por lo tanto de distinguir el bien del mal.

Es más muchos de ellos promueven la ablación intelectual voluntaria y ya sabemos que la pérdida de la memoria y de la capacidad de raciocino son las bases necesarias para la Construcción del Discurso que "siempre cambia para que todo siga igual". (dixit Giuseppe Tomasi di Lampedusa)

Hasta la próxima.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)