viernes, 8 de agosto de 2014

Ni caperucita ni el lobo

caperucita roja2
En uno de los tantos foros que existen en FacePopular, la red de la Patria Grande, su autor se cuestiona acerca de "por qué nuestro gobierno no ha retirado aún su embajador de israel?  y se pregunta si "hay sionistas en el gobierno?"  refiréndose al gobierno argentino encabezado por Cristina Fernandez de Kirchner. Dicho foro y las variadas y valiosas intervenciones que allí se han dado me llevaron a reflexionar un poco mas profundamente al respecto.
Ante todo es necesario expresar  el mas completo repudio a la obscena demostración de una voluntaria e impune violencia indiscriminada sobre personas con derecho a la vida, tal la ejercida por el ejército israelí sobre el pueblo palestino inerme. Violencia claramente planificada con modos y métodos genocidas con el objeto de demoler y extinguir no solo toda voluntad de resistencia de ese pueblo al vasallaje y sometimiento que les impone un invasor racista, fanático, perversa y calculadamente violento. Asimismo es necesario expresar solidaridad con ese pueblo agredido, perseguido, encarcelado, deportado, confinado y finalmente genocidado que sufre desde hace décadas los efectos de los planes de gobernanza global diseñados por potencias hegemónicas y asimismo globales.
El Estado de Israel,  su gobierno sionista, es decir la ultra derecha fundamentalista, racista y reaccionaria mas acérrima que esa sociedad pudo elegir para que los represente y conduzca, no es mas que un obediente artefacto instrumentador de acciones funcionales a los intereses de uno de los sectores hegemónicos mas desarrollados y poderosos del capitalismo financiero internacional. En ese sentido, en su calidad de gendarme, cumple funciones policíacas  en una zona históricamente ha sido de suma importancia estratégica en nuestro planeta. Es bastante probable además que, dentro del mismo plan, acciones de inteligencia del servicio de inteligencia israelí (Mossad) estén en el origen y la continuidad de la "política misilística" que un Hamas funcional practica y que supuestamente habilita un amañado derecho a la "legítima defensa" de Israel. La metodología aunque antigua y remanida no deja de ser efectiva. Que mejor enemigo que uno que yo haya creado y pueda controlar ¿no? Mucho mas elaborado que la payasada de aquellos alemanes con uniforme polaco atacando un puesto fronterizo alemán en setiembre de 1939 para habilitar una de las matanzas mas grandes de la historia de occiedente.
Las violentas y mortales incursiones militares del ejército israelí sobre Palestina son entonces claramente parte de un armado mediático que tiene por intención no ya destruir al pueblo Palestino (siniestro daño colateral) sino disciplinar a propios y extraños y consolidar y sostener un apoyo a ese gobierno fascista por parte de la opinión pública judía al interior y al exterior de Israel. Eso por un lado.
Respecto de nuestro país es importante recordar que la colonia judía en la Argentina es la mas importante de América Latina con mas de la mitad de todos los judíos residentes en la región, la tercera en el continente y la séptima más grande del mundo fuera de Israel. El asentamiento de colonias judías en estos territorios del sur de América comienza bastante antes de la constitución misma de nuestro país iniciándose con quienes en las épocas coloniales escapan de la inquisición en Portugal y España radicándose en la naciente Buenos aires y zonas aledañas dando origen a muchas de las llamadas familias patricias de la sociedad rioplatense. La comunidad judía como tal comienza a hacerse presente en la vida social y política de nuestro país a partir de mediados / fines del siglo XIX . A fines de ese siglo llegan desde Europa oriental y la Rusia europea importantes contingentes y luego durante el período entre las dos guerras mundiales nuestro país fue el mayor receptor de migrantes judíos en la región. En 1928 la población judía en Argentina ya era de unas 150.000 personas, de allí en mas el número se incrementa paulatinamente y hoy se calcula que representan algo menos del 2% de la poblacion total segun informacion de algunas entidades representativas de la colectividad.
Es así que las personas que integran dicha comunidad, cuyos integrantes se han destacado siempre a lo largo del tiempo, por su laboriosidad, creatividad y especialmente por una firme defensa y sostenimiento de sus valores culturales identitarios en tanto nación sin territorio, con tan larga y activa presencia en nuestra sociedad, ocupan de seguro, sea a nivel individual tanto como colectivo, lugares de importancia decisoria. Mas alla de cuestiones religiosas, sus integrantes están indudablemente insertos e integrados a todos los sectores de nuestra vida social, política, cultural, artística, comercial, industrial, etc. sin haber perdido en ese transcurrir sus sentimientos y valores identitarios originales.
El caso es que muchos de ellos tienen muy en claro los pormenores de esta cuestión que nos ocupa, es decir el perverso sentido de la agresión militar Israelí sobre Palestina en Gaza y repudian activamente las políticas violentas y racistas del actual gobierno de Israel. Muchos otros lamentablemente titubean y confunden concientemente o no, la defensa de sus valores identitarios con lo que a ojos vistas es una simple y llana operación de ese gobierno para sostener una permanente y sangrienta tensión con el objeto de mantener como rehenes y alinear a toda la comunidad judía tanto dentro como fuera de Israel ante lo que se ha construído como un peligroso enemigo común. La comunidad judía en la Argentina no es una excepción y cede también ante ese clásico método fascista de lograr dominación sobre una comunidad construyendo un enemigo común que fuera aplicado exitosamente y lamentablemente en la Alemania bajo la hegemonía Nazi para cooptar ciegas voluntades de los ciudadanos.
Siendo nuestra sociedad la que es y no otra, es altamente probable, sino una certeza, que hayan existido - por dentro y por fuera - cuando menos presiones tanto oficiales como oficiosas por parte de ciertos sectores de dicha comunidad sobre nuestro gobierno en el sentido de que no haya ni rompimiento de relaciones, ni retiro de embajadores, ni pronunciamientos radicales contra Israel. Esto es previsible y por supuesto que nada tiene que ver con la simplificación de si hay o no sionistas en el gobierno como se pregunta un tanto ingenuamente el autor del foro.
En ese contexto el hecho concreto es que la cancillería argentina se expresó en un comunicado oficial afirmando que "... condenamos de manera enérgica que Israel, desafiando los llamados del Consejo de Seguridad, del Secretario General y los de muchas otras voces de la comunidad internacional, haya decidido escalar la crisis lanzando una ofensiva terrestre. Esta decisión solamente generará más inestabilidad en la región, más víctimas y más sufrimiento". Agregando además que "... condenamos el continuo e indiscriminado lanzamiento de cohetes desde Gaza hacia las ciudades de Israel" señalando que "la población civil ha quedado atrapada en medio de las acciones armadas de Hamas e Israel"
Estas declaraciones públicas molestaron sobremanera al gobierno de Israel lo cual produce cierto beneplácito per sé. En TN, Clarín y La Nación, los multimedios oligopólicos de la prensa concentrada, en su calidad de principal partido opositor al gobierno, pudimos informarnos que la cancillería israelí emitió un comunicado donde califica de "lamentable la posición del gobierno argentino sobre el conflicto de Gaza" asegurando que nuestro gobierno interpretó "al revés la causa y la reacción".
La cuestión de orden práctico es que el retiro de un embajador como se plantea en el tópic de Facepopular podrá ser un gesto simbólico simpático e  importante para cierta tribuna adepta a ciertos consignismos pero definitivamente es de poco sino directamente nulo valor al momento de producir efectos reales y efectivos para detener la matanza desatada por el sionismo israelí. Es claro que poco le importa a los altos jefes militares y políticos del Estado de Israel una simple cuestión protocolar y simbólica, esto queda a la vista cuando la invasión y las acciones militares no se detuvieron cuando Bolivia, Venezuela o Brasil retiraron sus embajadores y tampoco cuando la opinión pública internacional y varioss gobiernos condenaron los ataques sino cuando el gobierno de Egipto, principal comprador de armas norteamericanas en Medio Oriente a la par de Arabia Saudita y pieza clave funcional al imperio, propone una oportuna tregua humanitaria de 72 horas para negociar. Acción indudablemente instruida y coordinada por las agencias de inteligencia imperial.
Aún así los sectores mas recalcitrantes y extremistas de la perversa alianza Hamas - Mossad deciden que es oportuno romper la tregua y comienzan a lanzar misiles desde el sur de Gaza sobre terriotorios ocupados por Israel lo que habilita a los funcionarios israelíes a negarse a dialogar manteniendo así la tensión que impedirá nuevamente el desarrollo de las negociaciones y el arribo a acuerdos que garanticen la vida y la libertad de los palestinos. Muy previsible y reiterado todo.
El gesto de retirar un embajador podrá redituar al gobierno en algunos aplausos efímeros y circunstanciales en el ámbito de una progresía que no va mas allá de sumarse a un consignismo vocinglero en el conventillo bullkicioso y virtual de las redes pero de ninguna manera servirá para evitar la masacre (ni ésta ni las que de seguro sobrevendrán todavía) sino que posiblemente empeorarán las posibilidades de influir aunque sea tan solo un poco, con la intención de ayudar a la resolución de ese terrible y saangriento conflicto artificial creado por el imperio.
Mas allá de las oportunistas, previsibles y circunstanciales críticas y/ o apoyos  al gobierno nacional  que surjen desde el arco opositor es interesante resaltar la insólita e infantil aseveración de algunos exaltados por izquierda que aseguran que la posición de nuestro gobierno avala una supuesta aplicación de la "teoría de los dos demonios" en este caso por señalar la responsabilidades de Hamas en el desarrollo de los hechos. Es muy significativa la manipulación de aquellos que solo piensan en las aguas de sus pequeños miserables molinos y que todo lo clasifican de manera bipolar. Para ellos solo existen buenos o malos como en los viejos cuentos para niños, o la caperucita inocente o el malévolo lobo feroz. Así sin medias tintas, sin matices, sin problematizar para discriminar, sin analisis de los hechos particulares, sin mirar causas y consecuencias, estos aniñados militantes del absurdo, se empeñan en tratar de que la realidad desobediente se amolde a sus ingenuos deseos.
MC - Operador Visceral


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)