domingo, 16 de octubre de 2016

El Baldío: De empalamientos y otros desgarros.

El Baldío: De empalamientos y otros desgarros.:  Lucía y el Negrito Avellaneda. Cuando leí por primera vez acerca del trágico destino sufrido por Floreal Edgardo Avellaneda, conocido com...

De empalamientos y otros desgarros.

 Lucía y el Negrito Avellaneda.

Cuando leí por primera vez acerca del trágico destino sufrido por Floreal Edgardo Avellaneda, conocido como el Negrito Avellaneda, arrancado de su casa de Munro y torturado, empalado y arrojado supuestamente vivo desde un avión sobre el Río de la Plata en 1976, a los 14 años, convirtiéndose así en una de las víctimas más jóvenes de los "vuelos de la muerte"organizados por la dictadura cívico - militar - eclesiástica,  sentí tanta impotencia, bronca y asco que pensé que me ahogaba en esa rabia ardiente que subía desde el vientre y me estallaba en la garganta.

Un crimen asqueroso cometido por algunos hombres depravados que borrachos de poder y creyéndose omnipotentes por causa de una ideología hegemónica llevaron a cabo sobre el cuerpo y la persona de un hombre simplemente por sus ideas.

En aquellas épocas casi todos los crímenes de odio, basados en cuestiones de género, de religión, de raza, de orígen social, etc, exitían pero en general quedaban todos encubiertos e invisibilizados bajo el manto oscuro de la sangrienta represión política de la llamada "guerra contra la subvesión".
Los sectores dominantes de la sociedad aliados a los servicios de inteligencia de los EEUU ya convertida en principal potencia mundial, habían desatado un verdadero genocidio sobre las clases subalternas para modificar de base las condiciones subsistentes del proceso de cambio social generado durante el decenio peronista de 1945 a 1955 y lograr el disciplinamiento social según los dictados del modelo imperial para con nuestras sociedades capitalista-dependientes al sur del Río Bravo.

Impotencia, bronca, asco, rabia, emociones y sentimiento que se renuevan hoy cuando leo acerca del crímen aberrante de Lucía Pérez, la chica marplatense de 16 años que fue drogada y violada hasta la muerte. Un crimen asqueroso cometido por algunos hombres depravados que borrachos y creyéndose omnipotentes por causa de una ideología hegemónica, llevaron a cabo sobre el cuerpo y la persona de una mujer simplemente por serlo.

Pero ¿que es lo que une y al mismo tiempo separa ambos crímenes y sus protagonistas ?

Puedo imaginar que estando ya cerca de su muerte, el Negrito, seguramente bajo el efecto de alguna droga, supo que había sufrido y moría por algún ideal, su familia, el partido, la lucha de clases, los pobres, o simplemente para proteger a su padre también militante como él. Nunca sabremos si a esa hora renegó de todo aquello que lo hacía sufrir o en cambio reafirmó sus convicciones.
También trato de imaginar cuales serían los pensamientos de Lucía, también drogada, momentos antes de colapsar irreversiblemente ante el dolor  provocado por la tortura. No lo logro. Estoy casi seguro que no tenían ninguna similitud con los del Negrito. Tal vez ni pudo ser consciente siquiera de que sufría y moría simplemente por ser mujer.

Los casos personales son eso, personales y no tenemos ni ni intención, ni informacion suficiente ni autoridad moral para emitir juicios de valor acerca de cada uno de ellos. Ni es mejor el Negrito por que tal vez pudo pensar en sus ideales ni es peor Lucía porque probablemente nunca tuvo consciencia de la razón de su muerte. Cada uno de ellos fue producto de su época y así sus casos dan cuenta del tipo de sociedad que les tocó para vivir y morir.

Los dos crímenes de similares caraterísticas cometidos con 40 años de diferencia nos muestran un antes y un después en la historia de una sociedad que nos pesa. Un antes de la destrucción del tejido social llevado a cabo por las elites dominantes y un después de producido ese enorme y doloroso desgarro que nos dejó separados unos de otros librados a la ebilidad del individualismo hegemónico.

El Negrito sufría y moría en una sociedad donde algunos comenzaban a decir "por algo será" para justificar la desaparición forzada de personas. Lucía, en cambio, sufrió y murió en una sociedad donde el "por algo será" está definitivamente instalado y es jurispridencia en importantes segmentos de la población especialmente en los sectores subalternos medios y bajos que se preguntan como se vestía cuando iba a bailar a los boliches.

Hasta la próxima.


miércoles, 12 de octubre de 2016

El Baldío: Ya nadie podrá ser Nisman

El Baldío: Ya nadie podrá ser Nisman: La lista de los censurados por Lombardi Posteo realizado por Pablo Camogli en su blog http://www.pablocamogli.com.ar/2016/10/la-lista-de...

Ya nadie podrá ser Nisman

La lista de los censurados por Lombardi

Al igual que el “Juan represión” de la canción de Sui Generis, el Titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos “anda como pidiendo perdón y se esconde a la luz del sol”. Es que la Dra. Pignata, más conocida como Hernán Lombardi, alias Lonardi, sabe que “no hay nadie que lo ame”. Entonces, anda por la vida destilando odio, igual a como hicieron sus antecesores del ’55, que odiaron tanto pero tanto al peronismo, que terminaron por transformarlo en un mito incontenible.
El Lonardi de nuestros días añora aquel pasado represivo y se refriega las manos, mientras sueña que aniquilar al populismo cual genocida setentista. Para ello, nada mejor que una ley idéntica a aquel famoso decreto 4161 que pretendió sepultar bajo el peso de las bombas y los fusilamientos, al nombre de Perón. Ahora, lo disfrazan con el velo del tiempo y pretenden establecer que no se podrá homenajear a nadie hasta que pasen 20 años de su fallecimiento. Bien por Tato Bores, Gilda y Carlos Jáuregui, que tuvieron la previsión de morirse en 1996 y que se salvarán de caer bajo la guillotina antipopulista de la Dra. Pignata.
El odio tiene nombre y apellido: Néstor Kirchner. El ex presidente es el tercer tirano maldito al que la derecha vernácula pretende desterrar de la historia, pese a que ni con Rosas ni con Perón tuvieron éxito en la tarea. El tema es que para llevar adelante la solución final contra el kirchnerismo, el gobierno PRO tendrá que llevarse puestos a decenas de personajes queridos y queribles de esta patria.
Por ejemplo, dice Lombardi, los radicales no podrán ponerle a ningún comité Raúl Alfonsín;
ni los socialistas podrá utilizar el nombre de Alfredo Bravo;
ya no podrá haber ningún escenario que se llame Mercedes Sosa, ni Eduardo Falú, ni Facundo Cabral, ni Alejandro Sokol, ni Sandro, ni Ariel Ramírez, ni Argentino Luna, ni Chango Farías Gómez, ni Gustavo Cerati y, por supuesto, no podrá haber ningún lugar en todo el ámbito de la Asociación Antipopulista Argentina, que se llame Flaco Spinetta, que murió hace apenas cuatro años;
en este sentido, amplió Lonardi, en Córdoba deberán abstenerse de llamar Rodrigo a cualquier lugar bailable, como no podrán recordar a Ricky Espinosa los fanáticos del punk en sus bares (bah, sucios tugurios, diría la Dra. Pignata), ni Pappo podrá ser recordado como el mayor guitarrista del blues y el rock de acá;
desde la firma del decreto, ninguna milonga podrá llamarse Alberto Podestá, Héctor Stamponi, Ernesto Baffa o Mariano Mores;
por suerte los peronista tampoco podrán recordar a Nelly Omar, que Dios nos libre y nos guarde;
se le informa a la Asociación Argentina de Actores, que ningún teatro podrá denominarse como Gianni Lunadei, Ana María Giunta, Sergio Renán, Daniel Rabinovich, Hugo Moser, Alberto Migré, Elena Lucena, Ulises Dumont, Leonardo Fabio, Eduardo Pavlovsky o Alfredo Alcón;
se le hace saber al Sr. Presidente Mauricio Macri que debe demoler en forma perentoria la estatua de Javier Portales inaugurada por él mismo el 2 de noviembre de 2011, ya que el susodicho incumple los 20 años requeridos desde su expiración;
no habrá estudio de radio o televisión en la argentina que se pueda denominar Juan Alberto Badía, Pipo Mancera, Jorge Guinzburg, Mario Socolinsky, Adolfo Castelo o Antonio Carrizo;
queda terminantemente prohibido que la Fundación Favaloro se llame Fundación Favaloro, quien se tendría que haber suicidado antes de 1996 para ser merecedor del nombre;
los hinchas de Racing no podrá rememorar al mariscal Roberto Perfumo y los de Independiente deberán descolgar la bandera con la cara del Pato Pastoriza;
el Club Atlético Boca Juniors deberá cambiarle el nombre al complejo Pedro Pompillio, algo que suponemos será tarea sencilla, ya que al club lo maneja el presi; mientras que River Plate deberá volver a la denominación de Almirante Brown a la actual tribuna Sívori, ya que el glorioso almirante murió hace 159 años, mientras que Sívori lo hizo hace apenas 11;
que le avisen a los hinchas de Banfield, Laferrere, El Porvenir, etcétera, que no podrán recordar al Garrafa Sánchez en ninguna forma de bandera, cántico, documental o folleto alegórico;
se le informa a los hinchas de Rosario Central que deberán abstenerse de utilizar los diseños de Roberto Fontanarrosa hasta el 19 de julio del 2027, cuando pasen las dos décadas estipuladas;
no habrá autódromo en la argentina que puede denominarse Froilán González o Héctor Luis Gradassi;
ninguna biblioteca, sala de lectura o concurso literario o de dibujo podrá llamarse Adolfo Bioy Casares, Juan Gelman, Dante Quinterno, Andrés Cascioli, Quino, Sixto Palavecino, Rodolfo Fogwill, David Viñas, Francisco Solano López o Ernesto Sábato;
los matemáticos no podrán nombrar a Gregorio Klimovsky; los magos no podrán hacer trucos de Raúl Lavand; los arqueólogos deberán dejar enterrado los nombres de Humberto Lagiglia y de Alberto Rex González, los arquitectos no estudiarán las construcciones de Clorindo Testa, ni las obras de León Ferrari podrán ser expuestas al público;
queda prohibido de toda prohibición, que alguna escuela o espacio educativo recuerde a Carlos Fuentealba;
por suerte, nadie podrá recordar al Pocho Leptratti ni a todos los muertos que dejamos cuando estuvimos por última vez en el gobierno, allá por diciembre del 2001;
ah, y por último, el Sr. Hernán Lombardi lamenta tener que informarles que, debido al decreto en cuestión, ya nadie podrá ser Nisman, por lo menos hasta el 2035. Por suerte, para ese entonces, ya nadie se acordará del kirchneirsmo.
 

jueves, 6 de octubre de 2016

Operativo Competir. Objetivo Vender.

"En la enseñanza de competencias, el progreso en el dominio de conocimientos no es un objetivo en sí mismo. Sólo cuenta el resultado final. 
Adiós al derecho al error, pero sobre todo, adiós a la utilización del error como palanca pedagógica" 
 (Olmedo Beluche. Sociólogo. - http://www.stecyl.es)
 
“Si la escuela mejora un 10% con respecto al año anterior, podemos darle una nueva biblioteca. 
Si mejora un 20%, los chicos de 7mo grado podrán viajar a Bariloche. 
Lo que queremos es que se comprometa toda la comunidad en la mejora de la calidad” 
( E. Bullrich.  Ministro de Educación - La Nación , 31/05/2013).
 
Estamos ante el avance irrefrenable de una "actualización doctrinaria" de todas las áreas del quehacer público de nuestra sociedad y la escuela pública no se queda al margen. La escuela sufre por estos días uno de los peores embates de la historia por parte de los representantes de las clases dominantes para instalar y consolidar la instalación de una estructura clasista, estamentaria y segregada según la desigual posesión de riqueza y acceso a los recursos donde existan "... escuelas pobres para pobres, y escuelas ricas para ricos..."
El llamado "Operativo Aprender" dispuesto de manera compulsiva por el señor Ministro del actual gobierno no tiene que nada que ver con el hecho de "aprender" sino con el convertir al alumno y a traves de éstos a toda la sociedad, en un rebaño mercantilizado de seres humanos. Es una medición estadística de una supuesta calidad, tal como fuera anunciado por el propio ministro, con el objetivo de particionar a la población educativa toda (no solo a los alumnos) según una supuesta productividad del proceso educativo como si la "educación" fuera un producto terminado destinado al consumo como un neumático, un escobillón o una heladera. En función de los resultados obtenidos en dicha evaluación será entonces la asignación de los recursos imprescindibles parallevar a cabo el proceso de educación y formación poniendo el caballo detrás del carro al confundir malintencionadamente causa con efecto

A continuacion se preplica una carta de padres de alumnos difundida ante el llamado "Operativo Aprender" y publicada en FB
El 18 de octubre se aplicará en todo el país el Operativo Aprender. Con este Operativo se busca evaluar a las alumnas y los alumnos de 6to grado (en las áreas de Prácticas del Lenguaje y Matemática) y 5to y 6to año (evaluados en cuatro áreas) de todas las escuelas y las y los estudiantes de 3er grado y 2do año de otras.
Las familias no queremos que nuestros hijos e hijas participen porque se trata de una evaluación externa, no la toman los maestros y/o profesores del grado o curso sino que envían aplicadores contratados a cambio de una suma de dinero sólo por ese día para tomar la evaluación estandarizada, porque es la misma para todas y todos las y los estudiantes del país, sin importar las particularidades de cada uno, del grado, de la escuela, etc. ; que implica un gran gasto de dinero, cuando esa misma plata podría ser utilizada para resolver los amplios problemas que atraviesa la Educación Pública (conflictos de infraestructura, construcción de escuelas y jardines, aumento del salario docente, capacitaciones etc.); que está basada en los intereses de organismos empresarios y de crédito internacionales quienes deciden los contenidos a evaluar
que pretende entrenar a las y los estudiantes en torno a los temas que son objeto de examen, y no algo que se construye entre todas y todos, todos los días; que conlleva la competencia de escuelas. El propio Ministro de Educación Bullrich, ya dio indicios de esta política cuando expuso ante los medios las supuestas bondades de un sistema de premios para establecer un “ranking” de escuelas. “Si la escuela mejora un 10% con respecto al año anterior, podemos darle una nueva biblioteca. Si mejora un 20%, los chicos de 7mo grado podrán viajar a Bariloche. Lo que queremos es que se comprometa toda la comunidad en la mejora de la calidad” (La Nación , 31/05/2013).
que intenta chantajear a las y los docentes y directivos que serán aplicadores o veedores a través del ofrecimiento de un monto de $1000 o $2000 según el caso.
Porque nuestras Escuelas Públicas no son empresas, sino espacios colectivos donde construimos conocimientos, exigimos la inmediata ANULACIÓN de este Operativo. Llamamos a las familias y a los estudiantes a que el 18 de octubre NO asistan a la escuela a realizar las evaluaciones.
Las familias decimos no al operativo aprender y nos oponemos a cualquier otro intento de evaluación externa y estandarizada.
NO VAMOS A ENVIAR ESE DÍA A NUESTROS HIJOS E HIJAS A LA ESCUELA, NO QUEREMOS SER PARTE DEL VACIAMIENTO DE LA EDUCACIÓN PÚBLICA.
ver también :
http://segundoenfoque.com/los-problemas-del-operativo-aprender-en-argentina-42-275122/
http://contrahegemoniaweb.com.ar/operativo-aprender-2016-la-trampa-la-evaluacion-educativa/
http://www.stecyl.es/Opinion/2013/130311_educacion_competencias_y_neoliberalismo.htm

Hasta la próxima. MC
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)