lunes, 29 de octubre de 2018

La democracia no está en peligro

Salón Burgués siglo XVIII
Muchas personas muy serias, leídas, maduras, educadas, simpáticas y sensibles se lamentan ante quién quiera oírlas o leerlas de que un ex militar de extrema derecha, racista, apologista de gobiernos dictatoriales y de la violencia política y social haya sido elegido presidente del Brasil.

Se lamentan porque prevén para el pueblo brasileño y para los pueblo vecinos una rápida pérdida de derechos, el vertiginoso crecimiento de la represión de la protesta social y la violenta degradación de las condiciones de vida de los sectores subalternos después de una época de cierta bonanza. 

Ven con pena, dolor y profunda preocupación que para beneficio de una oligarquía dominante, la democracia estaría en peligro, afirman a viva voz que con el advenimiento de los trumps, con los bolsonaros y con los macris y otros engendros emergentes similares peligran las democracias ... pero no muchos toman en cuenta que éstos personajes vacíos e inconsistentes y sin valores éticos, morales, sociales y humanitarios son el mas conspicuo producto de la moderna democracia representativa burguesa. 

Muchos menos recuerdan que el sistema en cuestión nació como resultado de la lucha de clases - burguesía vs nobleza - allá por finales del siglo XVIII o tal vez antes (1), cuando las burguesías en ascenso dueñas del dinero producto de los negocios se lanzaron contra las monarquías absolutas económicamente quebradas arrasando su poder político, a los propios monarcas y a la nobleza como clase dominante para instalarse ella misma en la cumbre de un nuevo modo de dominación y que desde entonces ha perdurado y se ha consolidado por sobre las viejas clases remanentes del feudalismo y las nuevas generadas por el capitalismo.

Dentro de ese modo de dominación que es la democracia burguesa representativa y bajo su agencia y acorde con sus reglas escritas y tácitas es que han emergido los mencionados líderes que no solo no son una oscura y triste excepción sino su mas conspicuo, brillante y elaborado resultado.
Entonces ¿como podría la democracia estar en peligro si es el modo que la burguesía misma ha creado para consolidar su dominio y luego de mas de dos siglos ha logrado no solo mantenerlo sino expandirlo a nivel planetario?

Tal vez sea hora de revisar definitivamente esos conceptos que solo nos llevan a mantener firme e íntegra la cadena que nos esclaviza.

Hasta la próxima. MC

(1) "Desde hace tiempo, los historiadores han señalado que la Bastilla estaba casi vacía el 14 de Julio de 1789. MUchos de ellos sostienen que el feudalismo ya había dejado de existir para cuando fue abolido y pocos podrían negar que a los derechos del hombre se los tragó el Terror apenas cinco años después de su proclamación." Robert Darnton - El beso de Lamourette - FCE - 2010

viernes, 5 de octubre de 2018

El fascismo avanza

En un editorial publicado en la página de  Abogados por la Justicia Social - AJuS en facebook nos informamos acerca de la reciente aprobación de un nuevo Código Procesal Penal para la ciudad de Buenos Aires y resalta que ...

La reforma implica:
1) La introducción de investigaciones secretas solicitadas por los fiscales en "entrevistas personales" con los jueces sin registro en el expediente;
2) Ampliar los plazos de escuchas telefónicas, intervenciones de comunicaciones electrónicas y redes sociales, llevándolos hasta 180 días;
3) Introducir las "Medidas Especiales de investigación", como denominan eufemísticamente a los Agentes Encubiertos, Agentes Reveladores, Informantes y lo que llaman "Entregas Vigiladas", que no son más que la autorización a funcionarios públicos a cometer delitos con el pretexto de combatirlos, transformando al Ministerio Público Fiscal y las fuerzas de seguridad en fomentadores de la corrupción que procuran la continuación de un delito y no su interrupción, bajo la excusa de sancionarlo en su máxima expresión;
4) Habilitar la extracción compulsiva de ADN y otras prácticas vejatorias sobre la dignidad de los imputados;
5) Negar el derecho a la asistencia de un abogado a los imputados de delitos, reemplazándolo por el derecho a "Proponer un abogado"
6) Extender la aplicación de la prisión preventiva, haciéndola obligatoria cuando el fiscal alega solicitando pena de prisión efectiva.
7) Extender el plazo máximo de investigación sobre una persona, actualmente en 5 meses, a 2 años.
Señala la editorial que debe tenerse en cuenta que los delitos de competencia para la justicia porteña son delitos menores, casi domésticos, entonces cabe reflexionar acerca de cual será el uso real para el cual se habilitan estas herramientas claramente represivas y n ese sentido apunta a la legalización de lo que hoy son prácticas ilegales habituales llevadas a cabo por las llamadas fuerzas de seguridad del estado porteño con el objetivo de controlar y reprimir la protesta social, las actividades de la oposición política y de los referentes políticos y sociales involucrados en ellas

Es muy claro el hecho de que el poder político instituido en nuestro país está avanzando de hecho y también por vía de la modificación de normas legales en el sentido de la restricción de los derechos individuales y sociales trabajosamente ganados y establecidos durante las últimas décadas. Quienes están administrando ese poder en favor de minorías poderosas que detentan el poder económico pretenden con ello retrotraer las condiciones del Estado de Derecho a las que regían de facto y de manera ilegal o seudo legal - decretos, edictos y ordenanzas - en épocas dictatoriales y otras no tanto..

No hace falta reflexionar demasiado para concluir que este avance hacia un Estado Policial llevado a cabo para ejercer control y represión de la disidencia social es un elemento clave para instalarnos en un modo fascista y totalitario de organización. Podemos hablar de fascismo específicamente porque estas modificaciones contra los derechos individuales y sociales se realizan con el completo y unánime apoyo de las fuerzas políticas que conforman la alianza oficialista que controla por mayoría electoral todas las instancias de los poderes públicos.

Hasta la próxima. MC

miércoles, 3 de octubre de 2018

EL PROBLEMA DE LA POBREZA

(Thomas Robert Malthus 1766 1834)
Por estos días en que recrudecen tanto en las redes como en la vida real múltiples expresiones y hechos agresivos y estigmatizantes cuando no directamente delictivos con claras connotaciones fascistas, xenófobas, racistas, misóginas y otras ternuras por el estilo es bueno reflexionar acerca de ello.

Un aspecto bastante común en el imaginario de éstos fascistas ignorantes y odiadores resentidos es que están creídos de que sus pensamientos y discursos son producto de sus novedosas ideas que acaban de forjarse hace apenas unos segundos en sus muy creativos cerebros producto del sentido común pero ... no ... en verdad no es así, esas ideas llevan siglos de añejamiento en beneficio de los poderosos. 

Por ejemplo hace mas de 200 años (en 1798) un clérigo anglicano, el señor Thomas Robert Malthus, ya elaboraba metódicamente ciertos razonamientos y lógicas similares que aunque falaces y manipuladoras han perdurado casi sin cambios a los largo de los siglos por virtud de la expansión de las "ideas" producida por el imperialismo planetario eurocéntrico bajo el pomposo nombre de Libealismo.

A continuacion podemos leer el artículo 
MALTHUS Y EL PROBLEMA DE LA POBREZA de Eduardo Schele Stoller publicado en el blog Estudios Cavernarios que nos aclara aquello de lo que hablamos.
Analizando los factores que afectan el progreso o mayor desarrollo de la humanidad, Thomas Malthus llegaba a la conclusión que ésta se ve necesariamente limitada por los medios de subsistencia. Si la población aumenta, estos tenderán a escasear, de allí que uno de los mayores peligros para la humanidad sea el exceso de población, causa de guerras y tiranías en el mundo (1945: 37, 58). El pueblo debe considerarse a sí mismo, señala Malthus, como la principal causa de sus sufrimientos, los cuales tienden a despertar en la multitud ideas revolucionarias que, llevadas por ignorancia, terminan en convertirse a la larga en enemigas de la libertad (1945: 70).
Es necesario, afirma Malthus, disminuir el socorro hasta su total desaparición, desautorizándose públicamente el supuesto derecho de los pobres a ser mantenidos por la sociedad. La práctica de la caridad, a su juicio, promueve la imprevisión y la holgazanería. Debe terminarse, pues, tanto con las instituciones como con las ideas que llevan a este fin. Mientras, se debe educar al hombre para inculcarle que no tiene la obligación de trabajar para propagar la especie, sino para contribuir en la medida de sus posibilidades al bienestar, por ejemplo, no constituyendo familia si no puede mantenerla (1945: 84-86).
Según Malthus, el movimiento que nos impulsa a socorrer a nuestros semejantes es, como todas las pasiones, ciego e irreflexivo, pues usualmente nos lleva a proteger al mendigo profesional, fomentando con ello la holgazanería, dejando al hombre decente entregado a la miseria y contraviniendo la naturaleza (1945: 91-92).
Malthus considera que su ensayo solo persigue la finalidad de mejorar la condición de los pobres, aunque la responsabilidad de su condición la asigne a ellos mismos y no a los gobiernos que los rigen. (1945: 78, 134) ¿Qué ignorancia se le puede imputar a los pobres? ¿La de no autorregularse? En el fondo, el problema real para Malthus no sería la acumulación de riquezas y, por ende, la escasez de las mismas para una clase social. El problema sería la existencia misma de esta clase. No se es pobre porque no haya recursos, sino que no hay recursos porque abundan los pobres. Este es un argumento peligroso, pero que ha sido defendido y aplicado socialmente. De hecho,
Malthus reconoce que los principales medios para lograr estos cometidos han sido la contención moral, el vicio y la desgracia (1945: 38). La moral siempre ha funcionado como un regulador de la conducta, pero al decaer sus máximas, en la actualidad parece que la alternativa de quienes gozan de mejores condiciones de vida y, en consecuencia, de dominación, ha sido promover el vicio, para que, convertido en desgracia, lleve a los más desposeídos a autoconsumirse, en lo que sería una especie de genocidio gradual.
Eduardo Schele Stoller.

Hasta la próxima MC

domingo, 23 de septiembre de 2018

Ayudamemoria

LAS 20 VERDADES PERONISTAS

1. La verdadera democracia es aquella donde el gobierno hace lo que el pueblo quiere y defiende un solo interés: EL PUEBLO

2. El Peronismo es esencialmente popular. Todo circulo político es antipopular, y por lo tanto, no es peronista.


3. El peronista trabaja para el Movimiento. El que en su nombre sirve a un circulo, o a un caudillo, lo es sólo de nombre.

4. No existe para el Peronismo más que una sola clase de hombres: los que trabajan.

5. En la Nueva Argentina el trabajo es un derecho que crea la dignidad del hombre y es un deber, porque es justo que cada uno produzca por lo menos lo que consume.

6. Para un Peronista de bien, no puede haber nada mejor que otro Peronista.

7. Ningún Peronista debe sentirse mas de lo que es, ni menos de lo que debe ser. Cuando un Peronista comienza a sentirse mas de lo que es, empieza a convertirse en oligarca.

8. En la acción política la escala de valores de todo peronista es la siguiente: primero la Patria, después el Movimiento, y luego los Hombres.

9. La política no es para nosotros un fin, sino solo el medio para el bien de la Patria, que es la felicidad de sus hijos y la grandeza nacional.

10. Los dos brazos del Peronismo son la Justicia Social y la Ayuda Social. Con ellos damos al Pueblo un abrazo de justicia y de amor.

11. El Peronismo anhela la unidad nacional y no la lucha. Desea héroes pero no mártires.

12. En la Nueva Argentina los únicos privilegiados son los niños.

13. Un gobierno sin doctrina es un cuerpo si alma. Por eso el Peronismo tiene su propia doctrina política, económica y social: el Justicialismo.

14. El Justicialismo es una nueva filosofía de vida simple, práctica, popular, profundamente cristiana y profundamente popular.

15) Como doctrina política, el Justicialismo realiza el equilibrio del derecho del individuo con la comunidad.

16. Como doctrina económica, el Justicialismo realiza la economia social, poniendo el capital al servicio de la economía y ésta al servicio del bienestar social.

17. Como doctrina social, el Justicialismo realiza la Justicia Social, que da a cada persona su derecho en función social.

18. Queremos una Argentina socialmente justa, económicamente libre, y políticamente soberana.

19. Constituimos un gobierno centralizado, un Estado organizado y un pueblo libre.

20. En esta tierra lo mejor que tenemos es el Pueblo
Hasta la próxima. MCC.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)