domingo, 9 de abril de 2017

La sociedad inalterada


"Vivir es fácil con los ojos cerrados "

... 
en los western de la primera mitad del siglo XX era fácil saber quienes eran los buenos y quienes los malos, bastaba con observar como usaban el pañuelo al cuello o si tenían plumas o sombrero ... en la vida real siempre es mucho mas difícil ...

Leo por allí que en Entre Rios encontraron muerta y probablemente violada a Micaela García, una piba de 21 años militante del Movimiento Evita.  Parece que fue detenido un sospechoso que confesó haberla matado y dijo dónde estaba el cuerpo. También parece que el acusado tenía antecedentes y condena por violación y aún así había sido liberado por un juzgado. Ya veremos acerca del desarrollo de este terrible y repudiable hecho de violencia de género que terminó en un femicidio. Por el momento cientos de hombres y mujeres marcharon en la ciudad de Gualeguay (y otras) bajo las consignas #SomosMicaela y #NiUnaMenos para repudiar el femicidio. Mas allá de esas movilizacones las acciones concretas generadas por la sociedad para hacer cesar estos hechos no aparecen.

Por un lado ante el asesinto de su hija los padres de Micaela declaran publicamente que ... 
"Más allá de lo que uno sienta, se debe seguir el orden institucional, por lo que no se debe hacer justicia por mano propia. Vamos a vivir para tratar de lograr una sociedad más justa, como pretendía Micaela" 
Esa declaración es no solo un sentido homenaje a la militante desaparecida por parte de sus padres sino tal vez la mejor consigna lanzada para llamar a enfrentar esta enfermedad social de larga data pero que hoy aparece orgiásticamente exacerbada por el periodismo mercenario y golondrina del diario del lunes que dedica horas y esfuerzos a convertir en bien transable todo aquello que es consumido por el morbo y la sádica adicción de una buena parte de la población.
Es así que muchos de esos conciudadanos - fascistas que nunca salieron del clóset - gritan a los cuatro vientos, que al sospechoso - a esta altura declarado culpable por la justicia fascisto-mediática - lo quieren fusilado, linchado, violado ( antes o después da igual), castrado (con suturación para que sobreviva eunuco o desangrado hasta morir si es posible arrojado sobre el piso mugriento de la peor cárcel),  etc. Acompañados en estas demostraciones explícitas y públicas por la recua de babyechecoparenses sádicos, cobardes y racistas, que no solo no ocultan sus emociones perversas y desequilibradas sino que hacen ostentación pública y mediática de ellas convocando a holocaustos y linchamientos mas o menos masivos reles y/o virtuales de sospechosos, jueces, abogados involucados aunque nunca mencionando y visibilizando cuestiones como las "internas" entre juzgados y servicios peniteciarios que compran y venden detenidos como mercancía al peso.
 
Solo unos pocos proponen algo menos salvaje, la pena de prisión perpetua que a la sazón no existe en nuestra legislación y por lo tanto es ilegal su aplicación, agregan la necesidad de aplicar diversos castigos no menores a los jueces, tribunales y abogados que garantizan sus derechos y en especial aquel de la legítima defensa en juicio y especialmente aquello de que nadie es culpable hasta que se demuestre tal cosa.

Por fin unos pocos que pensamos y decimos que éste no es un problema puntual y circunstancial de personalidades psicopáticas delictuales (que por cierto existen) sino que son comportamientos sociales emergentes producidos bajo el condicionamiento cultural hegemónico y en calidad de tales debe ser tratados en profundidad por todos nosotros para lograr la elaboración de políticas sociales que tiendan a minimizar y corregir estos comportamientos. Por otra parte además proponemos que cuando cualquier persona caiga bajo la jurisdicción de la justicia esto ocurra con la estricta observancia de leyes vigentes y se siempre haya prioridad por el respeto de los derechos del sospechoso de la comisión de delito retenido por el sistema judicial. Esos pocos que pensamos así, casi sin excepción, somos rápidamente acusados por los fascistas - explícitos o en el clóset - de avalar y justificar de forma cómplice la violación y el asesinato de todas las Micaelas pasadas y futuras. El argumento que justifica insultos, difamaciones y acusaciones es "... vos de que lado estás?" o " ... quisiera verte si le pasara a tu hija..." poniendo en el centro aquello de que "Sangre se paga con sangre" concepto que aún muchas sociedades antiguas y menos complejas que la nuestra ya habían desechado por ineficiente para solucionar los conflictos además de  generadora de una cadena de venganzas interminable, es decir de mas conflictos.
 
El problema mas grave es que este fascismo implícito enquistado en las mentes de los opinantes crónicos consumidores de justicia mediática no se corresponde linealmente con alguna corriente ideológica o política o religiosa en especial. Algún sociólogo podrá tal vez afirmar que estadísticamente hay mas de unos que de otros en las filas de tal o cual colectivo cultural, político, religioso, económico, étnico, etc ...

Fabiana Túñez, presidenta del Consejo Nacional de Mujeres hace foco en la raíz sociocultural del problema cuando afirma que hay responsables y que son "... producto de un sistema socio cultural machista y patriarcal." Pensemos entonces cuanto tiempo llevó a la sociedad la interminable construcción cotidiana de ese sistema de ideas y creencias hegemónico en el que estamos sumergidos y que lleva a la producción de estos eventos como la violación seguida de femicidio. Asesinos, violadores, jueces y penitenciarios posiblemente corruptos y/o inmorales y que en todo caso no se compadecen de la suerte de las mujeres como género, todos ellos emergentes "naturales" de la sociedad que conformamos y de la que somos responables.

Lo concreto es que la emergencia histérica de sentido común - sadismo - fascismo atraviesa nuestra sociedad exsacerbada por los medos y cruzando en mayor o menor medida a clases sociales, simpatías políticas, diferencias de género o elecciones religiosas, grupos étnicos, etc.
 
Lo único cierto es que si hoy mismo la sociedad decidiera el ajusticiamiento del sospechoso y del juez que supuestamente lo dejó indebidamente en libertad lo único que tendríamos son dos muertos mas, solo eso ya que toda la sociedad seguiría inalterada.

Hsta la próxima

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)