lunes, 26 de mayo de 2014

¿Elecciones en Colombia?

elecciones en Colombia

Apenas un poco de historia de Colombia
En la inmediata posguerra, en Colombia, las elecciones legislativas de marzo de 1947 determinan las mayorías electorales del “Gaitanismo”. Los dirigentes tradicionales reconocen la jefatura de Jorge Eliécer Gaitán sobre el Partido Liberal quien queda con el camino libre para convertirse en candidato liberal para las elecciones presidenciales de 1950. Gracias a una campaña que buscaba el voto de las clases más desfavorecidas de la sociedad colombiana, Gaitán consigue seducir a la clase baja de Colombia, por lo que se cree que sería el vencedor en las elecciones presidenciales de 1950.
El 9 de abril de 1948, Jorge Eliecer Gaitán se encontraba en su despacho y decide salir a almorzar, es entonces que es muerto de tres disparos por Juan Roa Sierra. Sobreviene el Bogotazo , un episodio de violentas protestas, desórdenes y represión en el centro de Bogotá que siguieron al asesinato de Jorge Eliécer Gaitán. Desde entonces hasta hoy la sociedad colombiana se vio atravesada por la violencia como modo de hacer política .

Hace un rato, un compañero en el Facepopular, al enterarse de los resultados de las elecciones en Colombia se preguntaba … ¿ Colombia es tan neoliberal???

Colombia, es el segundo país en América del Sur en términos de población detràs del enorme Brasil superando por poco a la Argentina con una población de unos 47 millones de habitantes de los que están habilitados para votar algo más de 32 millones de ciudadanos según el último censo electoral depurado en 2013.

En las elecciones presidenciales desarrolladas este 25 de mayo, ejercieron su derecho a elegir presidente algo más de 13 millones de personas lo que representa apenas el 40 % del padrón mientras el 60 % restante, unos 32 millones de personas no han participado del proceso. Es màs estas cifras señalan una caída del 13 % en los participantes totales respecto de las elecciones anteriores de 2010 cuando fuera elejido el actual presidente y candidato a la reelecciòn. Este descenso muestra el claro desinteres de población colombiana por la participaciòn en los procesos institucionales de su país.
De los 13 millones de votantes totales, unos 3.8 millones (29 %) eligieron al candidato de la derecha uribista del Centro Democrático, Oscar Zuloaga mientras que unos 3.3 millones (26%) se inclinaron por la continuidad del actual presidente Santos, el también derechista ex ministro de defensa de Uribe.

Recién en el cuarto lugar aunque casi a la par de Marta Lucía Ramírez, del Partido Conservador, aparece la opción de una propuesta autodefinida de izquierda, la del Polo Democrático Alternativo, que llevaba a Clara López como candidata y que logró un muy escuálido 15,23% de los votos emitidos.  Es muy significativo que en este esquema político la izquierda democrática mejor posicionada haya estado representada por una organizaciòn polìtica disfrazada de centroizquierdista alineada nominamente con las ideas de la socialdemocracia tradicional y que lleva por candidata a una antigua militante liberal y declarada anticomunista. Tanto es asì que la candidata de “izquierda” afirmò pùblicamente que no se propone hacer un gobierno de izquierda sino que se presentaba como “… la alternativa real de un cambio certero y moderado” y que su mejor blasón en ese sentido es el de no haber sido nunca parte del gobierno de Uribe, es decir que practicarìa, de ser elegida, la mismas polìticas que Santos y Uribe pero eso sì, sin matar a los opositores.

Esta situación de empate técnico entre los candidatos de la derecha proimperial y oligárquica que, mas o menos descaradamente, se ofrecen al servicio de la penetración norteamericana en América del Sur, da cuenta de la objetivamente nula posibilidad existente en Colombia de producir, desde las urnas, alguna modificación real de las políticas y situaciòn social reinantes en ese país que van montadas sobre un sistema seudo democrático amañado desde hace casi 70 años. Esto en verdad no involucra al pueblo colombiano que obviamente està fuera de este espacio de decisiòn.

La supuesta alternativa que propone la burda teatralización democrática impuesta por el imperio es entre una derecha supuestamente mas moderna y aggiornada que juega al diálogo de paz tratando de lograr un histórico tratado con las FARC, la guerrilla mas antigua de América Latina por un lado y una derecha mas brutal, violenta, tradicional e impune por el otro. Ambas se constituyen en alternativa de poder desde el apoyo material e ideológico que le brinda el Departamento de Estado norteamericano y la colaboraciòn de las elites oligárquicas locales que litigan por la apropiaciòn de las riquezas y los beneficios de la relaciòn cipaya consecuente con el imperio. Dueñas de la mayor parte de las riquezas naturales, financian las acciones de los paramilitares, las flagrantes violaciones de los DDHH, los falsos positivos, el robo de tierras a los indígenas entre otras cosas.

Bueno, no sabría qué contestarle a mi compañero peronista del Facepopular ya que no conozco en detalle la sociedad colombiana pero no creo que pueda afirmarse que sea una sociedad neoliberal.  Colombia en ese sentido tal vez sea la menos independiente de las naciones del sur cuando el destino de esa sociedad es decidido por el voto de apenas 10 millones de personas sobre un total de 32 millones habilitados (apenas algo más del 30%)  ¿Qué será lo que opinan acerca de todo esto los otros 22 millones de colombianos que no votan ?

¿Cómo saberlo?

MC – Operador Visceral

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)