jueves, 27 de agosto de 2009

Ojiitos de culebra

Me acuerdo de todas esas caras que por la tele nos bajaban línea sobre lo malo que era que ENTEL fuera un monopolio estatal, que no podíamos ejercer nuestro derecho a decidir, que eramos rehenes, que no había inversiones y toda esa estupidez neoliberal.
Tengo muy presente a Martinez de Hoz fijando sus ojitos de culebra en el ojo de la cámara tratando de convencernos a los argentinos de los beneficios de la idea de "susidiariedad del estado", (vaya eufemismo), los viejos jóvenes de los ´70s lo recordamos. Sin embargo él no pudo llegar tan lejos.
La idea de privatizarlas y hacer grandes negocios con las empresas del estado ya estaba en las mentes de los diseñadores de políticas imperialistas del FMI desde el fin de la segunda guerra, en el ´55 una de las intenciones de derrocar a Perón era la de penetrar la economía de nuestro país para ponerla alservicio del imperio.
Allí estaba Alvarito Alsogaray, el papá de la María Julia, la ahora única menemista condenada por corrupta, allí estaba él también mirando por el ojo de la cámara con ojitos de culebra, tratando de convencernos de que esas sábanas de papel que eran los rimbombantes Bonos del Empréstito 9 de Julio con que le había pagado el sueldo a mi vieja en el ´62, (docentes y demás empleados del estado), había que guardarlos para ganar los intereses y claro, de morfar ni hablar.

Los muy exiguos mil pesos moneda nacional que cobraba mi vieja entonces hoy valen 5000 dólares claro que mi vieja se murió hace un par de años y ella necesitaba el sueldo para vivir a penas en 1962 y hoy aunque lo tuviera no le sirve para nada.

A él lo escuché decir en la campaña de marzo del ´73 como candidato de la Nueva Fuerza que nuestro país tenía una economía socialista que había que cambiar (economía socialista después de los gobiernos militares del ´64 al ´72 ????? Hubo y hay que escuchar cada cosa).
Bueno, ese tipo, ya antes que el orejudo hace poco ascendido a patriota por Biolcatti, ya había comenzado a aplicar aquellas doctrinas económicas liberales cuando logró que Frondizi reestructurara los Ferrocarriles lo que significó cierre de ramales, desinversión, desempleados, etc.
Pero hubieron de pasar muchos años y más muertos para que luego del terrorismo de estado del mesiánico nazi de Videla apareciera un nuevo protagonista, el gran Turco y su amigo el cavallo.
Este cavallo que también hablaba por la tele pero no era Mr Ed (los de los 60´s saben quien era) y también con ojitos de culebra y nos informó muy suelto de cuerpo que las empresas del estado se privatizaban sí o sí y que eso era bueno para los argentinos (eso sí para algunos, no todos).
Así fue que con la dupla María Julia Alsogaray y el Dr Miguel Ángel Perri (hoy dueño de varias empresas y medios como canal 26 y es un reconocido abogado con estudios en Esmeralda 517 CABA) se monta una de las maniobras mas infames de nuestra historia. Conste que los mencionados personajes sólo se llevaron unos dineros "bien ganados" por sus servicios aunque la Maria Julia fue luego requerida por la justicia y condenada, chivo expiatorio que le dicen vió?

El desguace de las empresas del estado, en particular ENTEL fue rápido y efectivo. La receta era simple.
Primero se endeudó terriblemente a la empresa con el estado nacional para acumular materiales, insumos, etc que se guardaron prolijamente para ser usados por los nuevos dueños. Luego se "acordó" con los gremios el "retiro voluntario" de más del 80 % de la planta de personal (al final no quedó nadie). Jubilaciones anticipadas, tercerizaciones, acciones en las nuevas empresas prestadoras (monedas), y las indemnizaciones claro, porque indemnizaron a todos, con los dineros del estado o sea de nosotros, no de los inversores.

Buenos Aires y las principales ciudades quedaron inundadas de kiosquitos, canchas de padle, video clubs y remises que duraron lo que un suspiro.

Así comenzó la construcción sistemática de esta pobreza que hoy escandaliza a nuestros sensibles campestres y píos hombres de sotana que en los 70´s, 80´s y 90´s se ocupaban de otras cosas que no eran la pobreza claro. Tal vez alguna vez también ellos sean llevados a juicio por delitos de lesa humanidad.

Son cómplices intelectuales y necesarios en el delito de la aplicación de planes sistamáticos de pobreza masivos.

Luego se dividió prolijamente en dos el negocio, para evitar el monopolio claro (así habría dos monopolios jejeje).

El pago se efectúa con dinero que nunca existió de verdad (salvo las utilidades, comisiones y reconocimientos que eran transferencias efectivas el resto era papel pintado) eso sí pervio descuento de todas las deudas vigentes de Entel con el estado y proveedores incluyendo el acopio de materiales.

Así las impolutas empresas oferentes internacionales ganadoras de la licitación, Telecom y Telefónica adquieren (es un decir) sus nuevos feudos. Es decir los dos pedazos devaluados y depreciados de lo que fuera una de las empresas de comunicaciones mas importantes de América Latina.

Acto seguido, con los almacenes llenos de cables comprados y pagados por todos los argentinos comienzan el proceso de "invertir", pero ya antes y durante el proceso de inversión y modernización (pagado con nuestra guita) comienzan los despidos y la recolección de las ganacias, la modernización en marcha con recursos ajenos y por su puesto nos cobran por ello.

¡Aprendan, eso es hacer negocios muchachos y no el kiosquito que puse en el living de casa!

¿Elejir? Nunca pudimos elejir la compañia de teléfonos que deseábamos, siempre continuamos siendo rehenes de una de las dos empresas que se habían repartido el territorio nacional y siempre las ganancias recolectadas ya sea de la facturación ya sea de los subsidios del estado, fueron a parar a las arcas de alguien que no es nuestra sociedad dando trabajo cada vez a menos argentinos.

Sí señores, nunca el estado nacional dejó de subsidiar a las empresas monopólicas de comunicaciones con el dinero del contribuyente o sea el nuestro, nunca. Y Clarín no se quejó.

¿Entonces . . . ?

Pues bien, ahora por vueltas que da la vida en este mundo capitalista, después de unos muy "naturales"vaivenes (dios o la madre naturaleza así lo habrán querido ya que los hombres parece que nada tienen que ver con esto ¿no?) del tan conocido "mercado" nos encontramos conque, adquisiciones más, fusiones menos, una empresa, una sola Telecom - Telefónica se llame como se llame, termina siendo la dueña controladora de las dos empresas originales unificando en uno solo los dos monopolios originales

¡A ver gente! Eso es MONOPOLIO. Lo dice papá liberalismo Adams en sus renglones más ortodoxos. Eso no es el mercado perfecto del que habla papá Adams para aplicar sus teorías liberales.
Si es por elejir en todo caso a mi me gusta un monopolio autóctono de pura sangre NacyPop que en todo caso reparta "ineficientemente" sueldos a muchos argentinos y sus familias y no llene los bolsillos de algunos pocos e ignotos ricachones extranjeros.

El caso es que por estos días nuestros muy queridos ejecutivos de Telecom - Telefónica están muy enojados con el gobierno NacyPop de la señora Presidenta y así nos lo hace saber La Nación porque son obligados a desinvertir por la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC)

Hasta el payaso hipócrita del peninsular sultán Berlusconi se tomó el laburito de tratar de influir a favor de la empresa italiana Telecom Italia.

Parece que el reclamo del gobierno de Silvio Berlusconi corrió por cuenta de un cierto secretario de Estado Delegado para América Latina (¡tomá mate che!), señor Vincenzo Scotti. El tal Scotti parece haber pontificado ante la prensa que "No debemos volver por el camino del proteccionismo, porque eso sería la muerte de todos . La salvación no es cerrarse sino gobernar la apertura".

¡Qué bueno! ¿No?
Estamos de suerte.

No sé si este señor Scotti tiene ojitos de culebra pero me consta que el itálico sultán si los tiene.

Hasta la próxima.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)