domingo, 4 de octubre de 2009

Domingo, el día del señor

Ni siquiera sé como te llamas. Pero me resultas simpático. Y para demostrarte mi simpatía, voy a contarte la historia de mi vida"

. . . mi historia te enseñará que tener tanto dinero y joyas y
palacios y esclavos y tesoros como yo tengo es en verdad divertido, pero que los sacrificios que exige la riqueza son tan grandes que a veces es preferible ser pobre.
¡Si supieras cuántas terribles aventuras y peligros pasé antes de
llegar a ser multimillonario!


fragmento de "
Simbad el Marino"
en "Cuentos de las mil y una noches"
Centro Editor de América Latina

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)