viernes, 16 de octubre de 2009

Lo que pasa en Cuba

Cambios

Para análizar es éste artículo que publica Luis Sexto en Juventud Rebelde y que representa el pensamiento actual de la cúpula ejecutiva del gobierno encabezado por Raúl Castro, donde se permite analizar el valor de la palabra justicia en el marco de una sociedad socialista.

Se lee allí, bastante claramente, cuál es el problema social actual Cuba según sus dirigentes y hacia donde apuntan y seguirán apuntando las paulatinas reformas impulsadas por éstos días en la isla.

No está en nosotros juzgar en términos de "bueno o malo" el nuevo rumbo que tomará la política social y económica en Cuba pero sí puede ser muy interesante la propuesta de "leer" lo que allí pasa a la luz de lo que aquí pasa y así recolectar elementos que ayuden a problematizar y resignificar nuestras realidades.

Si pretender de ningún modo trazar paralelos entre la línea ideológica del gobierno cubano y lo que sea que signifique el peronismo kirchnerista argentino, creemos que estamos ante un campo de discusión conceptual y práctica sobre los conceptos de "justicia social" y "paternalismo".

Al referirse al costo de la actitud paternalista del gobierno cubano para con la sociedad cubana en general que significó la aplicación de una política regida por el principio de igualación total y sin matices, el artículista dice que:
[...] el costo no ha sido solo el gasto material excesivo.
(NA: Eufemismo por gerenciamiento negligente + corrupción, males que aquejan a esa sociedad mucho menos que a la nuestra por cierto)
El paternalismo ha desvirtuado en parte la actitud moral y la corresponsabilidad social de muchos cubanos. Y ha influido en la distorsión de la equidad y la igualdad. La justicia no radica en emparejar colectivamente, sin considerar el valor, el esfuerzo y el aporte de cada cual. La teoría socialista expone claramente su concepto distributivo con aquella máxima que exige según las capacidades y distribuye de acuerdo con el trabajo. ¿O no?
Agrega que para resolver la contradicción entre una sociedad de individuos esperando por las dádivas de un gobierno paternalista y otra donde las acciones individuales proactivas se suman para lograr desarrollo social pujante tal vez sea necesario establecer una diferencia, seguridad social para los necesitados y oportunidades para todos los que ya salieron del estado de necesidad. Nos dice el articulista que tal vez sea la hora de aplicar aquello de que . . . de cada uno según sus capacidades . . . que proponía el marxismo .

Es así que las autoridades cubanas están preocupadas hoy, en una época de crisis económica global que los afecta como a todos, por el costo moral devenido necesariamente en económico de un sistema simplificador e igualitario que a la par de asegurar la satisfacción casi absoluta de las necesidades básicas para todos, provocaron, con su congelamiento en el tiempo una suerte de "adormecimiento" y "hábito del usufructo sin esfuerzo" en buena parte de la población produciendo una inercia ineficiente e improductiva que hoy por hoy se reconoce como una seria amenaza para la consolidación y continuidad de los logros revolucionarios.

Ante ésto ya saldrán los propagandistas y voceros de la derecha histórica y hoy neoliberal a hablar del "fracaso" del modelo socialista cubano, voces que impúdicas, se alzan en medio de las ruinas y despojos sociales producidos por el "éxito" arrasador del modelo neoliberal.

Desde la una posición de honestidad intelectual subjetiva esperamos que esta visión autocrítica sobre las acciones y políticas del socialismo cubano que fueron efectivamente útiles para destruir a una dictadura y sacar a ese pueblo de la mas profunda miseria para convertirlo en una sociedad digna sirvan ahora, no para retrotraer todo al punto de origen de la dominación imperial sino para producir un nuevo avance revolucionario cualitativo en la construcción y mantenimiento de una sociedad digna.

Creemos que lo que ocurra en Cuba en el futuro cercano será importante para nosotros, los demás pueblos de América.

Por supuesto que pretender la imitación sería nefasto pero mirar lo que allí ocurra de seguro servirá de modelo donde aprender para aquellas otras sociedades que como la nuestra no solo no produjeron los hechos revolucionarios necesarios para hacernos dignos sino que por el contrario recorrimos el camino inverso de la destrucción del individuo y de la sociedad en el sacrificio ritual de su cuerpo y su alma en el altar del mercado propugnado por la falsa ideología.

--------------------------------------------------------------
También pasa ésto en Cuba

Como bonus track les dejo esta muestrita de que no todo está "bajo control" en Cuba, les adjunto este corto de humor político cubano que no es clandestino a pesar de lo que afirman algunos "gusanos" de Miami que así lo preferirian.

El director, Eduardo del Llano, Licenciado en Historia del arte y profesor en la Facultad de Artes y Letras de la Universidad de la Habana (Historia del Arte Latinoamericano y Fotografía) lo filmó íntegramente en Cuba sin solicitar subsidios del estado y está referido a un tema tabú en la isla ya que es un sátira sobre el trabajo de la Seguridad del Estado cubana.



Después de verlo y reir es muy recomendable leer aquí en Cubaliteraria portal de literatura cubana, los comentarios de Laidi Fernández de Juan en una carta abierta a Eduardo del Llano que nos da mayor información de contexto sobre el autor.

Hasta la próxima

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)