lunes, 4 de enero de 2010

Reflejos de la realidad

Para todos aquellos que estamos inmersos en esta “realidad social”, no importa las ideas que ocupen nuestras mentes; sean de las de la “izquierda revolucionaria combativa” hasta aquellas de la “derecha patriótica agazapada” pasando especialmente por ese inmenso espacio de la geografía colectiva donde habitan todos los que podrían englobarse como “apolíticos de centro" o los que afirman que "yo no creo en la política” pero observan, utilizan, gozan y sufren cotidianamente este histórico episodio político- social de la modernidad llamado República Argentina es que escribo esto.

Empecemos por el principio.

Macri No


Macri no es estúpido.
Macri no es inexperto.

Macri no se equivoca.


Macri no adolece de falta de liderazgo.

No es estúpido
el jefe de gobierno de la ciudad de Autónoma de Buenos Aires cuando nombra al comisario Palacios al frente de ese adefesio institucional bautizado como Policía Metropolitana (postulantes con o sin experiencia hacer click aquí) creado con el múltiple objeto de, por un lado “encantar” a las viejas chotas de Callao y Santa Fé tanto como como a los fervorosos manoduristas proletarios del trabajo intelectual de Cabildo y Juramento (por un decir) y por el otro iniciar el “armado” de una corporación que le permita administrar una caja propia y distraer algunos dineros extra ya que el gobierno nacional minga que le va a ceder la de la PFA y bien que hace aunque a algunos no nos guste lo que hace con ella.

No es inexperto el señor Macri, ni es sorprendido en su buena fe, cuando el nombrado “Fino” comisario, en una decisión inesperada e inconsulta (de verdad?) “le” incorpora al Ciro James para hacer inteligencia interior en el distrito.

No se equivoca el aspirante a presidente por la derecha argentina, cuando nombra al confeso y convengamos, ya viejo fascista, don Abel Parentini (yo reniego de mi apellido ¿y qué?) Posse en el ministerio más conflictivo de su gobierno en contra de la opinión de alguno de sus más cercanos colaboradores pero a favor de la opinión del famoso cabezón de lomas representante de la derecha justicialista y de un re-conocido teniente cardenal de la iglesia que como aclara Casaretto no es "ni opositora ni oficialista".

No adolece de falta de liderazgo Macri cuando un Dieguito rebelde del partido deja flotar el globo de ensayo de la "amnistía" para luego recriminar y tomar distancia con un "las posturas personales […] no reflejan el pensamiento partidario” cuando el tema ya está bien difundido e instalado como para tomar muestras.

Por el contario Macri luce allí sus mejores dotes de moderno líder político con apetencias de estadista cuando diligentemente se presta para el juego político de recordar el viejo pero siempre actualizado artificio de recurrir a los sagrados orígenes culturales de una nación ( mmmm, me suena, me suena,. . . , dónde era?) para naturalizar aberraciones multiples.

Nunca mejor momento para las derechas que estos tiempos con una europa temerosa de las migraciones de pobres subversivos, en que el sionismo masacra a mujeres y niños palestinos terroristas de izquierdas y Benedicto el inocente se erige en última reserva ideológica ante un fundamentalismo musulmán en clara consonancia estratégica con la cruzada marketinera del complejo militar -industrial norteamericano contra el terrorismo de Al Qaida y así lanzar eso de la "cultura judeo-cristiana" sobre el tablero político-mediático de la ciudad y del país.

(Sí, sí ya me acordé!!! Era la Alemania del los años 30 y la Argentina del ´76)

Recordar no es lo único que podemos hacer.

Ustedes dirán que tiene que ver una cosa con la otra pero los procesos históricos no son geográficamente estancos.
Nunca lo fueron.
Sabemos todos, mas que nunca en este año bicentenárico que lo que ocurría en Europa en los finales del siglo XVIII y comienzos del XIX influyó en forma determinante sobre los procesos independentistas de américa latina.

Más aún en esta época de globalización comunicacional que signa este nuestro siglo XXI así que recordemos.

Proceso de Reorganización Nacional
"Restituir los valores esenciales que sirven de fundamento a la conducción integral del Estado, enfatizando el sentido de moralidad, idoneidad y eficiencia, imprescindibles para reconstituir el contenido y la imagen de la Nación, erradicar la subversión y promover el desarrollo económico de la vida nacional basado en el equilibrio y la participación responsable de los distintos sectores a fin de asegurar la posterior instauración de una democracia republicana, representativa y federal, adecuada a la realidad y exigencias de solución y progreso del Pueblo Argentino"
".. A partir de este momento, la responsabilidad asumida impone el ejercicio severo de la autoridad para erradicar definitivamente los vicios que afectan al país. Por ello, al par que se continuará combatiendo sin tregua la delincuencia subversiva, abierta o encubierta, se desterrara toda demagogia no se tolerará la corrupción o la venalidad bajo ninguna forma o circunstancia ni tampoco, cualquier transgresión a la ley u oposición al proceso de reparación que se inicia..."
Es producto del formateo ideológico que hemos estado sufriendo por parte de los “fabricantes de ideología” la construcción de caracterizaciones falsarias, unidimensionales, lineales e inapelables de los procesos históricos y políticos y de sus personajes referenciales especialmente desde el ´76 para acá, cuando el Proceso de Reorganización Nacional montado por el ejército de ocupación genocida efectivamente reordenó la nación poniendo todo donde siempre debió estar según los cánones de la oligarquía burguesa a la sazón convenientemente aliada con la servil clase media argentina que siempre estuvo disponible para todo lo que fuera necesario para la represión de lo popular.

No está en el ánimo de este escrito la impulsar la polémica sobre este concepto pero valga la aclaración aquí de que muchos autores reconocidos consideran que esa clase no existe como tal en nuestro país. Para ellos (y para mí) en todo caso no es más que un pequeño grupo socio-cultural aliadófilo artificialmente caracterizado a mediados del siglo XX por un joven y aterrorizado Gino Germani que recién llegado de la Italia fascista a la Agentina post yrigoyenista pero preperonista de los años 30 veía fascistas en todas partes (Por cierto que el hoy considerado fundador de la sociología argentina no alucinaba).

Luego de la última dictadura impresentable llegaron sucesivamente al escenario el alfonsinato democrático burgués (con la democracia se hace lo que se puede pero no mucho porque viene el golpe de mercado), siguiendo con el carnaval menemático neoliberal (sexo con el imperio, implícito, explicito, soft, hard, del derecho y del revés y mucho dólar barato, Miami, deme dos y voto cuota para los giles) típico ejemplo del funcionamiento de la “democracia de cargos” a la norteamericana que a esa altura estaba ya instaurada en este mundo global que nos es dado habitar y para finalizar, terminando en la decadencia mortal con la por cierto nada “aburrida” crisis terminal (la que causó dos muertos según Clarín), el derrimbe del castillo de fantasías del delarruato- corralístico-cavalista; todos esos procesos por los que atravesamos durante los últimos 40 años y que nos impiden hoy ver que las individualidades no son más que simples etiquetas y que sirven para esconder las verdaderas acciones, doctrinas, construcciones políticas, ideologías y los conflictos asociados.

No son los individuos ni los nombres los que importan en este juego, ellos son meras circunstancias, son los llamados actores sociales, las corporaciones, los intereses económicos, los “sindicatos”, los “lobbys”, mas que las personas que los representan los que influyen con sus acciones en un momento particular de la realidad que es el presente.

Así es que vemos hoy un Macri representa a un actor social claro y definido. Uno que antes fuera representado por la corporación militar usurpando el gobierno o sus sucedáneos, los gobiernos ad hoc, sean aquellos cívico – militares o seudodemocráticos sostenedores o restauradores de un sistema de dominación social oligárquico.

En mérito a que el cambio es lo único constante y hoy muchas de aquellas corporaciones de antaño perdieron prestigio y/o quedaron desactualizadas es que este señor de apellido industrial itálico, en pleno usufructo de los beneficios de la ideología democrática caracterizada por el pensamiento WASP norteamericano logra sumar votos democráticos para experimentar la factibilidad de un giro a la derecha, algo así como una suerte de restauración democrática de valores fascistas.

Decimos entonces que Macri no se equivoca, no señores, Macri es simplemente el nombre del ejecutor de las acciones políticas específicas diseñadas por las corporaciónes oligárquicas burguesas en el simulador social llamado Ciudad de Buenos Aires y que les fue servido en bandeja por la antes mencionada “clase media argentina ” y que es usado para diseñar, experimentar, evaluar y corregir las acciones de un futuro gobierno de derechas en el país.

Esto tiene varias conclusiones primarias:

1. - Como quedó dicho, Macri no está improvisando, está evaluando alternativas de acciones de un gobierno viable de derecha en un muy provechoso campo de pruebas.
2. En razón de la presencia de Macri como expresión de una derecha democrática políticamente viable en la argentina la actual administración de Cristina Fernández de Kirchner así como la anterior de Néstor Kirchner quedaron ubicadas en una posición de izquierda relativa.
3. Como resultado además del fenómeno Macri y del formateo ideológico mediático vemos un corrimiento a la derecha de todo el espectro político nacional incluido los proverbiales sectores autodefinidos como de izquierdas o progresistas que hoy (como ayer) están objetivamente aliados a las corporaciones agro-oligárquicas, militares, religiosas, pro imperialistas de nuestra sociedad.
4. Por último vemos que el ideario del pensamiento de una izquierda nacional y revolucionaria queda una vez más necesariamente demorado en los hechos al tener que distraer esfuerzos y voluntades en la tarea cuasi obligada de defender a un gobierno reformista lleno de imperfecciones que está aún muy lejos de consolidar un proyecto sólido y de largo aliento para el logro de la Soberanía Política, la Justicia social y Independencia económica, su sostenimiento se nos presenta hoy como la única vía de acceso viable a etapas más esperanzadoras.

Hasta la próxima.

imágen: http://sobrefotos.com/2008/02/17/fotos-curiosas-reflejos-de-realidad/

3 comentarios:

PC dijo...

impresionante el desarrollo de la idea. he tenido millones de charlas con amigos y compañeros sobre estos temas y siento lo que cuesta expresar este puntode vista.

El día de ayer escuche a un amigo una serie de criticas a este gobierno, de las cuales estaba de acuerdo, a lo cual le nombre otra serie de puntos en los cuales estaba de acuerdo con el gobierno para terminar preguntandole:

¿hoy en día del abanico de presidenciables que tenemos crees que alguno sera mejor?

Aun espero su respuesta.

manuel el coronel dijo...

pucha, excelente post compañero.
qué más.

MC dijo...

Yo no tengo las respuestas mi coronel, solo tengo las preguntas y no todas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)