miércoles, 13 de junio de 2012

De Tomada a la mutabilidad de la lengua

Por suerte intervino el ministerio de trabajo que dictó la conciliación obligatoria y La Nación pudo seguir estando presente entre nosotros después de 142 años y publicar sus basuritas cotidianas.

Confieso que siendo yo un reconocido y longevo masoquista lector de La Nación nunca había leido a Daniel Pliner, nunca. Lo consideraba ( continúo haciéndolo) un perfecto payaso, prescindible integrante de la vocinglera troupe anti K de Bartolito pero hoy, quién sabe porque, tal vez por encontrar en el título la palabra "desaparecido" que tanto me sensibiliza desde hace ¡TREINTA Y SEIS AÑOS! me detuve a leerlo.

Hoy este señor, suerte de bufón del amo que se las da de inteligente y perspicaz tiene algunas perlitas que me parece que vale la pena rescatar y revisar.


Comienza especulando con - Hay palabras que deberían ser retiradas del diccionario... - y pone en letras de molde ciertas frases que mas allá de la intención de su autor desarrollan conceptos que no son banales aunque su publicación en este diario los banalizan.

- Cuando Lanata se considera un "desaparecido"... (...) ...Está falseando una historia, se está desmintiendo a sí mismo, y no creo que su intención sea otra que provocar, engordar el rating y reafirmar su condición de opositor al gobierno. En cualquier caso, tiene el derecho, y la inmensa suerte, de poder decir lo que muchos no pudieron.
 - "Dictadura" es otra de esas palabritas que suele experimentar curiosas mutaciones semánticas, según quien las pronuncie.
 - Persecuciones, cárcel, tortura, clausura del Congreso, censura previa, intervención de las universidades, alternancia en el poder de militares ágrafos que se elegían y desplazaban entre ellos. ¿Qué saben, Ferretti, estos jóvenes airados de los ecos que desde la caverna de la historia nos devuelve la palabra "dictadura"?
Me gustó eso de "militares ágrafos", original pero finalmente condescendiente porque faltó agregar algunas cositas mas relacionadas con las almas sucias de los responsables del genocidio como el robo de bebés, asesinatos masivos, secuestros seguidos de robos sistemáticos de propiedades, deportaciones masivas, el invento de una guerra y la instalación de una economía para pocos con miseria, sin salud, sin educación, y sin oportunidades para las mayorías.

Por lo menos encara una definición de la palabra "dictadura" y la revisa sumergida en ese mar de banalización intencionada por algunos jóvenes también de 16 o 17 años y otros que no lo son.

La lengua es polisémica y multiforme andaba por allí proponiendo un José Semiólogo. Según Saussure, por supuesto hoy ya superado, las palabras son signos o algo así y se caracterizan por ser arbitrarios, mutables e inmutables.   

Es Arbitrario porque la relación entre los dos componentes del signo, Significado por ejemplo persona ilegalmente detenida por fuerzas de seguridad del estado, secuestrada, torturada y finalmente asesinada y significante  Detenido Desaparecido o su versión coloquial reducida Desaparecido, es completamente arbitraria, no hay una relación lógica entre una y otra categoría, solo la masa hablante valida dicha relación.

Es Inmutable porque la dicha relación significado / significante no puede ser cambiada por la sola voluntad de un individuo o grupo de individuos. La relación resistirá cualquier intento de cambio forzado. Por ejemplo, el término Desaparecidos fue utilizado por el ex general genocida infame traidor a la patria como un tecnicismo tomado del leguaje militar cambiando el significado validado y usándolo para disimular lo terrible del genocidio en avance. No pudo. El término se resistió, se puso del lado de las madres y abuelas y no se avino a tal autoritarismo.
Es Mutable por que la relación significado/significante cambiará de manera mas o menos lenta según la masa de hablantes lo habilite con el transcurso del tiempo produciéndose lo que se llama desplazamiento del signo. Con el tiempo y a raíz del uso cada vez mas generalizado por parte de la masa hablante, Desaparecido cambió su significado pero no en el sentido que había pretendido el delincuente genocida uniformado sino hacia otro distinto, hacia aquel que por la valiente y heroica acción de un grupo de madres dolientes pero luchadoras fue finalmente incorporado por la masa hablante a punto tal que se produjo un desplazamiento histórico y así como afirma el bufón de Bartolito

Para cualquier argentino mayor de cincuenta años, [ y para muchos menores de cincuenta también ] "desaparecido" quiere decir una sola cosa; una palabra que se me ocurre inventada expresamente para describir la más dolorosa, perfecta y perversa expresión de la crueldad humana.
... eso, eso, eso ... diría El Chavo.

Hasta la próxima.

1 comentario:

Daniel dijo...

este tipo es un golpista pro milico de lo peor, que querés que te diga. Y pretende ocultarlo en el bien hablar, igualito que Mariano Grondona.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)