lunes, 15 de marzo de 2010

Dónde estaremos en el 2020


Averiguemos en donde estarán puestas las fichas de los factores de poder para el próximo decenio.

Para variar, hoy en los comentarios de Aliverti nos reencontramos encontramos la claridad del discurso del cada vez más grande, tal vez el único periodista en serio que nos queda con llegada en los medios. No es por cierto el único, es sí uno de los pocos de su clase que tiene la enorme oportunidad de ser publicado sin trabas por un medio de prensa importante. Así nos muestra que en medio de la pelea cotidiana, en medio de la locura desatada en las barricadas de esta política argentina hay quienes se detienen a pensar y nos comparten una invitación a parar la pelota, mirar hacia adelante y reflexionar sobre nuestra realidad de manera crítica.

Dice Aliverti:
Y aconteció ...
[...] eso de que “los mercados” no tomaron nota del clima político. O mejor dicho: andan a favor. Empezaron a diluviar los dólares de la cosecha de soja, las cifras del superávit comercial viajan a esas mismas nubes, descuentan que la deuda se pagará, la divisa estadounidense está quieta, crecen el turismo y la venta de electrodomésticos, la producción de autos no cesa y datos privados sitúan el crecimiento económico del año en un 4 por ciento.

[...] surge apropiado retomar la hipótesis, [...], de que la aspiración de máxima en los grandes factores de poder sería algo aproximado al modelo vigente, pero sin los Kirchner. [...] interfieren en algunos o varios negocios, impulsaron una Ley de Medios que los enfurece, afectan símbolos muy importantes de la clase dominante, tienen buenas relaciones con ciertos ejes del Mal y, en síntesis, desatan pasiones contestatarias.
Esa insaciabilidad los urge (a los mercados) a encontrar una conducción política asaz inteligente, robusta, sin chiquitajes. Detestan al oficialismo, pero miran enfrente y se encuentran con un adefesio que no deja de pasar un papelón tras otro. Ya no saben, en una palabra, a quién mirar con cariño. Y estos días, para subrayar, parecen haber iniciado el ser testigos de tal cosa.
Si bien desde muchos sectores propios y ajenos se acusa a los K de excesivamente tactistas y sin una estrategia sólida.
No opino lo mismo.
Pienso que por derecha eso es discursito destituyente para perejiles neonatos neoliberales.(¡cómo me gustan los neo-logismos!)

Por izquierda también se critica el tactismo, la falta de estrategia, la no movilización, la no convocatoria de las bases, en definitiva se critica una suerte de vocación no demasiado revolucionaria.

¿Vocación no revolucionaria? Pues vaya novedad.

Hay una categoría, hoy bastante mediática por cierto, cultivada por poco más de cuatro trosko-marxi-gori-zurdos que desde hace 100 años viven en las vísperas de la revolución y que así están como mínimo un poco atrasados.

Otra vez discursito para perejiles esta ves neo-trosco-revolús. (y dale con los neo, che)

Es que creo recordar que este es un gobierno burgués, nacido burguesamente, con líderes burgueses, puesto allí por burgueses para rescatar económicamente a una sociedad burguesa de una de las tantas crisis económicas burguesas en que el sistema capitalista racional y burgués (sí claro que leí a Weber) nos había sumido. Y de allí nos sacó. Punto y a otra cosa.

Creo recordar también que las movilizaciones del 2001 tuvieron mucha movida burguesita cacerolera condimentada con algunos pobres muertos pobres, los necesarios para recomponer la autoridad del estado pero no tenían nada de revolucionarias. Por aquellos días las calles estaban llenas de marginados buscando comida y de asambleas de mass media buscando dólares, no mucho más que eso. ¿o me equivoco?

Así fue que aparece el compañero Don "tachuela a cococho" (yo lo puse yo lo saco) que se ocupó desinteresadamente en re-poner el orden burgués.
Luego, desde el 2003 en adelante las administraciones del Dr Pierre y Penélope (como los bautizó el compañero Artemio), categorizadas de progresistas por algunos optimistas (no discuto el término por ser una discusión completamente estéril) fueron la expresión actual del peronismo de Perón con todo lo que de bueno y malo allí uno desee encontrar.
La gran diferencia tal vez era que por primera vez faltaba en la escena un gran actor nacional, la corporación militar que para entonces ya se había suicidado políticamente en el ´82 malvinas mediante.

Lo que siguió fue la construcción y administración de una alianza nacional entre capital - trabajo.

Y así se hizo.
Y así se comenzó a dejar de retroceder en todo.
Y así hicieron muchas reparaciones históricas.
Y así se recompuso la economía de acuerdo con los cánones capitalistas.
Y así se revalidó la presencia del sector trabajo como actor político importante.
Y así se dejó de pedir permiso al episcopado para poner ministro de educación.
Y así se dejó de firmar los ascensos de las FFAA sin supervisión civil.
Y así se recuperaron para el estado algunas empresas de servicios públicos antes regaladas.
Y así se recuperaron los fondos regalados a las AFJP.

Y así se vieron desplazados los sectores tradicionales de poder burgués que se veían corridos del lugar de las decisiones estratégicas desde el ejercicio de los mecanismos democráticos burgueses como siempre lo hizo el peronismo.

Es entonces nada más y nada menos que el viejo proyecto peronista del ´45 y del ´52 que aún está vigente en nuestro país y se convierte nuevamente en el eje del único proyecto nacional; todo un mérito de vigencia por cierto después de casi 70 años en este ya lanzado siglo XXI en éste mundo globalizado, problemático y febril donde avanza en EEUU un seudo neo keynesismo obámico al son de burbujas financieras y crisis con desocupación hispana y voto castigo francés, todos revolcaos en el mismo lodo.

Es que sin la alianza entre la comunidad obrera organizada; (sí,sí, la CGT camionera que viene a ser de hecho una de las organizaciones obreras más representativas del mundo aunque no les suene) y la de un importante sector del capitalismo nacional; (capitalistas grandes y chicos que piensan en la economía estúpido) más alguno de los internacionales (todo por dinero no por amor por cierto); en nuestro país no se gobierna.
Por ahora.

Ni los milicos desestimaron esa observación cuando en el ´76 esperaron a la decadencia total de la Isabel (creyendo que "eso" era peronismo) y negociaron con los sectores económicos y con los dirigentes gremiales traidores a su causa (hoy por ejemplo sería el Momo Venegas ) antes de lanzarse abiertamente a la tarea de secuestrar, torturar y asesinar hombres, mujeres, ancianos, niños y bebés.

Aclaremos entonces que las vedettes mediáticas de los noticieros nuestros de cada día como los políticos opositores, como los dirigentes campestres y como la clase media o como dice macri lagente ; no existen políticamente.

Por diferentes razones ellos no cuentan al momento de definir la disputa, el conflicto.
Todos ellos son (siempre fueron) personajes virtuales, mascaritas (diría mi abuela), de un triste carnaval, movidas por las manos mediáticas de intereses político-económicos muy superiores.
Es decir, alpiste para la gilada.

No puedo dejar de pensar que antes de ir al Chaco y a Ferro, antes de los DNU, antes del affaire Marcó del Pont, más aún, antes del 28J, nuestro ahora Dr K Reloaded y su santa compañera nuestra presidenta Cristina, que por cierto "leyeron mucho", definitivamente deben haber hecho este mismo y sencillo análisis nuestro.

Por otra parte no imagino a ningún líder peronista, y éstos (Dr K y Sra) son los más líderes y los más peronistas que hemos tenido después de Perón, renunciando a las enseñanzas de aquel tratado de política titulado La Comunidad Organizada, célebre por lo que dice pero mucho más por lo que significa el haber sido escrito.

En fin sólo resta sumar 2+2 para obtener el resultado.

Negociación solo con quién hay que negociar (el capital y el trabajo); movilización no, por lo menos hasta poco antes de las elecciones, movilizacionismo sí y acelerando, parecen la clave de la obtención y el mantenimiento del poder para así asegurar alguna posibilidad a la continuidad de las reformas positivas y luego sí por fin analizar la necesidad de ajustes y correcciones al modelo.

Es que me estoy cansando de ser oficialista y quiero ponerme a criticar de una vez pero éstos reaccionarios de carton pintado no me dan respiro.

Como decía el tío Raúl en los velorios - "Hoy estamos, mañana no estamos."

Hasta la próxima.

imagen: (propia) Saturnalia de Biondi (detalle) Jardín Botánico

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)