martes, 11 de mayo de 2010

La hipocresía exterior, siendo pecado en lo moral, es grande virtud política. Quevedo

El señor Jorge Lona, quién a la sazón acciona como jerarca representante de la ICAR en San Luis con la autorización, protección, benevolencia y aplauso del gobierno no demasiado católico de dicha provincia afirma

"... los homosexuales tienen la incapacidad de "permanecer juntos", al no alcanzar la "satisfacción sexual plena" que logran el hombre y la mujer. Por esto, sus relaciones son inestables y cambiantes."

"No es posible el matrimonio entre homosexuales porque el matrimonio es lo que todas las legislaciones del mundo, hasta este último tiempo en que aparecen algunas excepciones, han legalizado como la unión del varón y la mujer para formar una familia, para permanecer juntos de un modo perdurable"

Existen pocas alternativas.
Solamente un ingenuo, ignorante y extemporáneo hombre de fe alejado de las cuestiones del mundo moderno o tal vez un simpático pero disminuído en sus facultades intelectuales o mejor aún un poeta de los caminos podrían andar por el mundo divulgando como verdad revelada lo que ni éllos mismos como individuos ni ningun grupo humano serio y honesto pueden asegurar de manera alguna y dar como cierto. Esa actitud sería solo característica asignada no sin razón a los locos, a los crédulos o a los poetas que en poco o nada se supone aplican la razón.

Mas allá de la inconclusa discusión sobre si la razón es fuente de verdad o no, y con todo respeto  estamos convencidos de que el señor Lona no es ni un crédulo ni un loco y mucho menos un poeta, entonces no quedaría otra alternativa de concluir que a sabiendas anda por el mundo anunciando sus mentiras como verdades con el objeto de confundir a sus semejantes para beneficio de su causa.

No hablamos de verdades absolutas, hablamos de actitudes y su actitud se podría definir de muchas maneras.
Una de ellas es con la palabraHipocresía.
Hipocresía: "...es el acto de pretender constantemente tener creencias, opiniones, virtudes, sentimientos, cualidades, o estándares que uno en realidad no tiene. La hipocresía es así un tipo de mentira.

Este señor y su organización tal vez serían mas respetados y respetables si buscaran formas mas honestas para tratar de  influir en sus semejantes. Podrían por ejemplo empezar por bajar al llano, vestirse omo cualquier "cristiano de a pié" como diría mi abuelo y presentarse como humanos menos divinos y menos infalibres y desde allí y con honesta buena voluntad tratar de ayudar al prójimo a encontrar un camino a la felicidad tenga ésta la forma que quieran darle en su respetable fantasía, sea la utopía en esta tierra o en el mas allá, eso lo dejamos a su criterio.

Pero por ahora parece que liderados por el Monarca del Vaticano y sus secuaces prefieren continuar firmes por el camino de la hipocresía, para en el afán de aferrarse al ya menguado poder terrenal que han logrado continuar con la estrategia de publicar como verad lo que a consciencia ellos dan por incierto o insanablemente falso.
No son los únicos hipócritas en este mundo cruel, desde luego, pero muchos de sus seguidores que no son cómplices, esperaban que no lo fueran. En respuesta a esaesperanza ellos fomentan la fantasía de ser la reserva moral de la civilización entonces a ellos tal vez mas que a otros les cabe este adecuado fragmento bíblico atribuido a Pablo
"Erit enim tempus cum sanam doctrinam non sustinebunt sed ad sua desideria coacervabunt sibi magistros prurientes auribus, et a veritate quidem auditum avertent ad fabulas autem convertentur" (2 ad Thimoteum 4, 3-4).
"Pues vendrá un tiempo en que no soportarán la sana doctrina, sino que de acuerdo con sus pasiones se rodearán de maestros que halaguen sus oídos, y apartarán, por una parte, el oído de la verdad, mientras que, por otra, se volverán a los mitos"
Hasta la próxima.
imagen: http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=4918

1 comentario:

Admin. dijo...

Muy bonito artículo, visita mi blog Pasos Blogger

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)