martes, 9 de noviembre de 2010

Algo para recordar esta noche

Esta noche se conmemorará un año más de los tristes sucesos ocurridos en la alemania nazi en la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938 uno de los símbolos de la violencia racista en occidente.

Esa noche las bestias nazifascistas del NSDAP que detentaba el poder en ese país, se lanzaron  a una orgía de violencia y destruccion contra "otros" seres humanos, una minoría a la que acusaban de ser los responsables de todas las miserias y desgracias del pueblo alemán.
Simplemente Racismo.

Para la ideología mortal del racista no importa que las razas no existan se las inventa y ya.


Para construirse y sostenerse en el poder, todo grupo bestial que pretenda dominar crea rápidamente al "otro que amenaza", de quien se diferenciará porque aquellos siempre serán malos, feos y sucios. Luego de señalado, el "otro" será perseguido hasta la muerte virtual o real. Lo terrible es que la acción será sostenida hasta la muerte ellos y de los propios que se asimismo se tornará necesaria para lograr la purificación del grupo de los elejidos, todo ellos en una ordalía de sangriento salvajismo retrógrado donde ante todo se elevará la falacia a la categoría de verdad científica y se construirán discursos de verdad como artefactos de poder.

Lo peor es que estas construcciones no son la obra de algunos pocos complotados e insanos psicópatas como se pretende hacernos creer.

Aquellos en todo casos serán la cara visble de un fenómeno mas extenso que subyace. Los candidatos solo se dedican a recoger y acumular pacientemente cada una de las micro acciones de violencia racista que cada uno de los individuos realizan cotidianamente en cada uno de sus actos, colonizándolas para ser usadas luego juntas, en su propio beneficio. (Por ejemplo TN/ Grupo Clarín / La Nación / La Nueva Provincia, entre otros muchos mas)

Allí está el germen del raciasmo, en cada uno de nosotros casi sin excepción, en el ejercicio de un discurso de poder microscópico en cada relación elemental dentro de la sociedad que luego serán colonizadas y acumuladas para su aplicación en niveles sociales cada vez mayores, mas globales mas totalizadores, mas peligrosos.

Nunca pudo haber existido un Hitler o Stalin o un Pol-Pot u otros como ellos, fenómenos desencadenadores de masivas destrucciones de seres humanos (Massera, Videla, Pinochet, etc) sin una sociedad ad-hoc donde germinaran las ideas y sentimientos racistas que ellos no inventaron sino que de un modo u otro acumularon, colonizaron y representaron.

Es de nuestro racismo personal y cotidiano y de nuestra difundida adicción virtual o no a matar al projimo, de lo que debiéramos cuidarnos más que de supuestos peligrosos dictadores que apenas si pasarían desapercibidos si no fuera por la fuerza que acumulan generada por la misma sociedad en la que medran.

Hasta la próxima.
imagen wikipedia

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)