jueves, 17 de noviembre de 2011

Técnicos en la Eurozona y Supercomisión en los Estados Unidos.

Crisis Sistémica Global - Novedades desde el frente.
Deuda Privada como % de PIB - Grecia vs USA
Algunos analistas habitualmente bien informados y certeros en sus pronósticos pero nada "independientes" por ser europeos y combatientes activos en la guerra interimperial en curso, preveen que en las próximas semanas se tornará  evidente que no era Grecia (o Italia) el verdadero epicentro del presente estadío de la crisis sistémica global.

Como ya hemos señalado reiteradamente desde aquí, los dos bandos beligerantes, USA/UK por un lado y la UE por el otro desarrollan una "sorda guerra" tal como lo han venido haciendo cada vez mas intensamente desde las revoluciones burguesas allá por los finales del siglo XVIII. (Un poco antes en UK)

La nominalidad de los bandos en pugna y las reagrupaciones de los diferentes asociados alrededor de los centros de poder tradicionales en cada época así como las tecnologías en uso, las cantidades de combatientes y las bajas asociadas van mutando a lo largo de los siglos pero no así la la fría lógica racional del mecanismo que dispara dicha guerra. Ese mecanismo es el denominado "Capitalismo Occidental" que fuera caracterizado por Max Weber como el único donde "... se produce la moderna oposición entre el gran empresario y el jornalero libre" Una perlita. Tal vez fuera único en aquellos años finales del siglo XIX pero 150 años después se ha desparramado como un cáncer a nivel planetario.

La "sorda guerra" actual no se libra ya por la supremacía de un bando sobre el otro por la obtencion de nuevos mercados/recursos como lo fueron las guerras europeas del siglo XX, sino por la supervivencia misma de la máquina, hoy en franco proceso de desbaratamiento estructural como consecuencia de su propia lógica como vaticinara Carlos Enrique"El Precursor".

La guerra que se libra hoy busca dirimir la propiedad y la perdurabilidad de un sistema político-social tal que continúe sirviendo de soporte material a esa máquina de apropiación de la riqueza denominada "capitalismo occidental" tal como lo hiciera la democracia burguesa ahora inmersa en una profunda crisis sistémica a la par que la economía.

Prueba de esto último fue la velocidad con que recientemente los representantes de los estados centrales miembros de la UE (Merkozy) obligaran a los periféricos a desprenderse de los mecanismos de mediación política que implican las representaciones democráticas para instalar a los "técnicos" en los otrora puestos de mando del poder político. Las máscaras caen en la emergencia y por ahora el negocio será atendido por sus propios dueños. (es decir administrados por los gerentes designados por los monopolios fiancieros o algo  bastante similar ¿se viene Rajoy?)

Pero los episodios de Grecia o Italia, (y desde este domingo también España) según este lado de la trincheras, deberán ser considerados incidentes menores y anecdóticos ante lo que seguramente sobrevendrá cuando dentro de una semana, cuando el 23 de noviembre, la "supercomisión" del Congreso de los EEUU, encargada de acordar la reducción del déficit federal estadounidense para los próximos 10 años, deba admitir su completo fracaso.

Los dos partidos políticos de los EEUU ya se disponen por estas horas a relanzar mutuas acusaciones cruzadas como las esgrimidas en agosto pasado para culpar al otro por la antipatriótica inoperancia en medio de una anticipada campaña preelectoral.
NYT-09/11/11

Barack Obama, el candidato de la IRM (izquierda revolucionaria norteamericana), recién regresado de su simpático y muy glamoroso pero inoperante periplo por el G20, constata pasivamente como el Congreso derrumba, su pomposo plan para el crecimiento del empleo junto con sus espectativas de ser reelecto.

¿Que se puede esperar de las élites dirigentes de los EEUU ante la crisis en un año electoral? No mucho. El fracaso de la "supercomisión" será percibido por todos, (es decir por los mercados, la city, las evaluadoras de riesgo, los ciudadanos norteamericanos y europeos de a pié, el gobierno Chino, usted y  yo) justamente como la incapacidad absoluta de las élites norteamericanas para afrontar y resolver el problema de la crisis. 

"Por el momento, prácticamente todo el mundo predice que la comisión llegará a un callejón sin salida. Es difícil saber si hay vida en el proceso o si en realidad el rigor mortis tiene algún movimiento." Urgente24

De todas formas el dato importante no es tan solo el previsible fracaso de la "supercomisión" en lograr su objetivo de reducción del déficit sino la suma fijada para el mismo que es risible sino fuera por lo dramático de la situación.

Si se analizan las cifras del estado financiero de la unión con la mirada del almacenero y se considera el presupuesto federal de los EEUU como el de una familia, el balance de la situación financiera de la Unión es así:

Presupuesto 2012 (USD)

Ingresos         : + 2.170.000.000.000    Impuestos sobre los ingresos de los contribuyentes
Egresos         : -  3.820.000.000.000    Erogaciones previstas en el presupuesto federal
Saldo             : -  165.000.000.000        Incremento neto anual del déficit

Evolución de la deuda federal

Saldo acumulado a la fecha    : - 1.427.100.000.000    Saldo acumulado ejercicios anteriores
Nueva deuda                             : -    165.000.000.000
Nuevo saldo acumulado           : - 1.592.100.000.000

Reducciones presupuestarias ya realizados                          : -    38.500.000.000
Objetivo de reducción presupuestaria a lograr                       : -  150.000.000.000 (en 10 años)

Como se puede fácilmente comprobar, la "supercomisión", dando continuidad a lo ocurrido en el Congreso en Agosto pasado, no se pone de acuerdo para reducir ... en menos de un 10%.... el aumento anual de la deuda federal.

Mientras en Europa se inventan nuevos pero en verdad poco novedosos mecanismos de presión y control sobre las instituciones políticas y fiscales para forzar una muy fuerte reducción de los gastos del sector público (Egresos) esperando así poder controlar la evolución de la deuda futura de los países comunitarios en zona de riesgo y tratar de evitar el impacto que ésta evolución tiene en la confianza de los mercados, en Washington a pesar de los enuciados mediáticos de la clase política no se logra implementar un verdadero plan de control y reducción de la deuda pública sino que además el tesoro está previendo emitir, durante el próximo semestre, un 35 % más de deuda que en el mismo período del año anterior en la forma de T-Bonds lo cual representa una suma que triplica el monto de la deuda pública giega.

Es significativo observar que en ninguno de los dos bandos se esté considerando la salvaguarda de los derechos sociales  de los ciudadanos que con su trabajo producen la riqueza, es decir, trabajo digno, acceso a la salud, a la educación y a la vivienda y por lo tanto a las libertades asociadas a estos derechos para los que al fin y alcabo son los que de alguna forma han producido (y se espera lo sigan haciendo)  la riqueza material  ahora volatilizada en las maquinarias financieras virtuales.

A ambos lados del Atlántico está claro que los costos de la crisis serán pagados por los trabajadores en beneficio del sector financiero privado causante de los destrozos. De eso no cabe duda. Los caminos para que dicho pago se haga efectivo son diversos según sea el bando o la región a considerar.

En la Eurozona el arreglo propuesto sería mas o menos que los contribuyentes (trabajadores activos y pasivos) de los países mas ricos pongan el dinero (sus ahorros y su esfuerzo) para que los países menos ricos en crisis garanticen los pagos al sistema bancario acreedor (en el caso Grecia hay una quita sobre la deuda que como veremos terminará siendo solo una suma poco menos que simbólica cuando todo termine) mientras los contribuyentes (trabajadores activos y pasivos) de éstos países mas pobres se sacrificarán desahorrando y trabajando por decadas para devolver el favor.

En la zona USA/UK los caminos posibles no son muy diferentes aunque todavía mucho mas inciertos. Si nos atenemos a los deseos de la derecha ortodoxa wasps, republicanos, tea party, etc con la visón centrada en un liberalismo de corte
calvinista ultraortodoxo vemos que sostiene que el que arriesgó, jugó y perdió deberá recurrir al viejo remedio de "agua y ajo", es decir que "el que produjo y ahorró en dolares recibirá dólares devaluados mas desocupación".
Desde allí propone que todo se prenda fuego y que la sociedad se renueve a partir de lo que sobreviva.

Ante esto, el ala progre de la IRM (izquierda revolucionaria norteamericana), es decir los demócratas, proponen un mix de "no hagan olas" combinado con algo de "mas de lo mismo" eso sí todo flambeado con un encendido discurso electoralista populista - oligárquico incoherente al lado del cual Alfonsín hijo es Alejandro Magno.

A Obama le hace falta un helicóptero me parece.

En fin. En todos los casos, el laburante de verdad, el que opera sobre el medio de producción para transformar la materia prima en mercancía agregándole valor, deberá retornar a la base, esperar su turno y comenzar de nuevo.


Hasta la próxima.

fuente de datos e imagen : Nota publica de GEAB N°59

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)