jueves, 15 de marzo de 2012

El juego del cuento de la buena pipa.



Ahora le toca a La Nación que va a desmentir la desmentida que desmiente lo mentido y así siguiendo.

A ver Bartolito ¿esto te sirve para algo o es un caprichito histérico del nene que se quedó sin el jugete? porque se está quedando sin el juguete nomás.

Hasta la próxima.

2 comentarios:

Javier dijo...

La verdad pudre ver que ante la falta de una oposición real constructiva y con propuestas terminamos viendo peleas con pasquines cuya credibilidad desde la sanción de la ley de medios anda por las insondables ultratumbas de la ridiculez y nula seriedad . A propósito de la nota de Axel Kiciloff puse en mi perfil de twitter que yo también soy marxista y de ascendencia judía y? Que carajo me importa lo que pueda decir Pagni , solo leo a veces lo que opinan del tipo en los blogs

Un abrazo

MC. Operador Visceral dijo...

Amigo judeo marxista confeso, respeto tus miradas, pero te recuerdo que hubo una época no demasiado lejana y que aún nos duele en la piel a algunos gerontes, en que cuando unos hijos de puta como ese imbécil escribían ese tipo de cosas sobre alguno al poco tiempo ese alguno aparecía cosido a balazos en una zanja. No eran las 3A lo asesinos intelectuales, eran los Pagni y esos muertos están presentes en la discusión actual. Abrazo Javier y gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)