lunes, 12 de marzo de 2012

Torturas en las cárceles - SPB - Servicio de suicidio

http://www.comisionporlamemoria.org/comite/index.php
Los métodos y procedimientos aprendidos y desarrollados por las fuerzas de seguridad durante la última dictadura cívico militar no solo no han sido eliminados de las prácticas actuales de dichas fuerzas sino que han sido perfeccionados y profundizados por éstas en democracia.

La comisión cotidiana de delitos que afectan a los derechos humanos en las calles, comisarías y cárceles  al amparo de los sectores influyentes pertenecientes a la "familia judicial", mafia corporativa constituida por jueces, abogados, miembros de las diferentes fuerzas de seguridad y referentes políticos de diversas extracciones partidarias. En este colectivo delictual corporativo las personas calificadas como "delincuentes" solo son el último eslabón de la red, los verdaderos proletarios de ese sistema de producción de delitos y ellas mismas víctimas explotadas de la industrializacióm de la inseguridad.

En ese sentido, esta suerte de estado dentro del estado tiene sus própios códigos y penas, donde la violación, la tortura y el asesinato simplemente son "correctivos disciplinarios".

Leemos aquí
El método del suicidio a terceros, aplicado asiduamente por los diversos servicios penitenciarios, llega esta vez (una de las pocas y escasas) a juicio con otra calificación legal que la más simple de acusar al muerto. Mañana, tres penitenciarios, entre los que se encuentra el ex director de la U29 de Melchor Romero, serán enjuiciados por “abuso sexual y tortura seguida de muerte” de Luis Angel Gorosito.
...
Daba la casualidad de que el mismo día de su muerte, Gorosito tenía audiencia por la denuncia que había presentado contra el SPB. Un año después, el minucioso análisis de Virginia Créimer y Miguel García Olivera, por entonces peritos de la Asesoría Pericial de La Plata, determinó que no sólo no se trataba de un suicidio sino que había sido violado (determinó restos de semen y lesiones en el ano) antes de ser rociado con algún combustible y prendido fuego. La zona de las quemaduras, la espalda y el recorrido del fuego siguiendo el imaginario reguero del combustible al deslizarse sobre el cuerpo de Gorosito determinaron a los peritos que la víctima había sido violada y prendida fuego mientras se encontraba en “posición mahometana”, es decir, rodillas al piso y el mentón también tocando el suelo, con las manos sujetas por algún mecanismo.
...
Ese mismo año, otro caso, el de Sergio Jaramillo, no tuvo la misma suerte. También con fecha de audiencia por denuncias contra el SPB, y supuestamente custodiado por orden judicial en la U23 de Varela, Jaramillo apareció ahorcado horas antes de que el camión de traslado lo pasara a buscar para llevarlo al juzgado.

Hasta la próxima

2 comentarios:

Javier dijo...

Esos son los exitos de Scioli y Casal , por eso Scioli abre Expoagro junto a la verdadera mierda del pais

Un abrazo

MC. Operador Visceral dijo...

Javier, la simplificación solo sirve para no ver. En verdad los juicios a los torturadores son el resultado de la acción militante sobre los modos represivos insertados en las agencias del estado. La asociación entre el number dos y el penitenciario feminista es un lazo perverso, sobre todo en vistas del hoy muy probable pronóstico para las presidenciales 2015-2019.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)