viernes, 10 de febrero de 2012

Falta mucho - Agencias de seguridad

foto: SPB en imágenes
"El 29 de enero, cerca de las 10 hs, Patricio Barros Cisneros de 25 años de edad, esperaba la visita de su mujer embarazada de 8 meses. Se había preparado para la visita que debía concretarse como es habitual para todos los detenidos, en el SUM de la Unidad 46 del Complejo San Martin del SPB. Al salir del Pabellón de Admisión fue requisado minuciosamente, lo desnudaron totalmente y constataron que no portaba ningún elemento prohibido. Le informaron luego que su visita se desarrollaría en el patio de dicho pabellón, al rayo del sol y sin ninguna comodidad. Comenzó a discutir con el agente penitenciario que fue a buscarlo, la discusión fue creciendo y lo esposaron para llevarlo hasta la oficina de control. Mientras era llevado por el pasillo fue insultado por los agentes penitenciarios y respondió a esos insultos. El enojo de Patricio se sustentaba en que su visita había llegado de madrugada y recién pudo ingresar varias horas después, por la lentitud y desidia de los funcionarios que hacen la admisión. Al llegar a la reja de la oficina de control, y luego del intercambio de insultos, le aplicaron varios golpes de puño y lo tiraron al suelo.Entre 8 y 10 agentes penitenciarios le pegaron golpes de puño y patadas de manera muy violenta y con saña. Lo agredieron mientras permanecía esposado en el piso y apenas podía defenderse. También le tiraron gas pimienta en su nariz, ojos e incluso en la boca, lo que le provocó ahogo e impedimento para respirar. En la autopsia realizada en el Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forenses de la Procuración provincial se constataron más de 30 golpes en la cabeza, el hundimiento de globo ocular izquierdo, decenas de lesiones en miembros inferiores y superiores compatibles con las que padece quien pone sus manos y piernas para defenderse. La bestialidad penitenciaria extrema se materializó en las sucesivas patadas en los testículos, sobre los que un agente saltaba aplicando puntapiés con sus borceguíes.La paliza continúo aun luego de que el joven permaneciera inmóvil y sin articular defensa alguna. Le pegaron aun después de muerto.Con carácter aleccionador, el episodio ocurrió al aire libre, frente a decenas de detenidos y familiares que reclamaban que cese la violencia."

"El Centro de Estudios Legales y Sociales manifestó: “... este caso desnuda el patrón de violencia sistemática que gobierna las cárceles bonaerenses, frente a la negación constante del gobierno provincial. La situación es estructural y fue denunciada en diversas instancias internacionales, por lo que se requieren políticas enérgicas y sostenidas para prevenir y sancionar la tortura en los lugares de detención. La respuesta oficial no puede agotarse en el anuncio del cambio de autoridades de la unidad o la disponibilidad de los autores materiales del homicidio. Es fundamental que se avance en una reforma profunda del SPB, en el establecimiento de controles externos como el mecanismo nacional de prevención del OPCAT y en respuestas judiciales firmes que rompan el círculo de impunidad.”

Extracto de la gacetilla de prensa difundida por el Comite Contra la Tortura difundida el 6 de febrero de 2012 y firmada por:
Adolfo Pérez Esquivel - Hugo Cañón - Laura Conte - Aldo Etchegoyen - Alejandro Mosquera - Víctor Mendibil - Elisa Carca - Mauricio Tenembaum - Roberto Tito Cossa - Daniel Goldman - Mempo Giardinelli - Elizabeth Rivas - Martha Pelloni - Víctor De Gennaro - Emilce Moler - Fortunato Mallimaci - Susana Méndez - Luis Lima - Verónica Piccone - Carlos Sánchez Viamonte.

Tal vez sea hora ya de que el modelo inclusivo nacional y popular deba ocuparse de reparar estas violaciones y garantizar estos derechos humanos como forma también de atender a las necesidades de nuestra sociedad.

Así como fue y es necesario crear planes sociales como la AUH, las jubilaciones, crear fuentes de trabajo, abrir escuelas, hospitales, etc, es necesario y urgente intervenir para modificar los actuales modos y formas operativas de las agencias de seguridad del estado para dejar de producir muertos y crimen en serie en y desde ellas.

Mientras dentro y fuera de los aparatos del estado perduren atornillados a sus sillones electivos o no los ideólogos y prágmáticos del negocio de la mano dura, de los organizadores permanentes del estado policial, de aquellos que comercian en las cárceles convertidas en depósitos de personas desechadas por la sociedad; las políticas públicas destinadas a incluir a los sectores vulnerados y marginados del sistema fracasarán radicalmente ya que son atacadas por un ejército subversivo conformado por los ideólogos de la desigualdad como modo de control social, conducido por los oficiales corruptos de las fuerzas de seguridad y con una tropa reclutada y movilizada desde los criaderos de miseria y marginalidad cuyos miembros que estarán indistintamente ocupando un sitio a uno u otro lado de las rejas y de las balas.

Hasta la próxima

2 comentarios:

Javier dijo...

Realmente falta mucho . Me da mucha bronca ver que muchos parecieran creer que ya esta cuando queda tanto por cambiar y hay tantas contradiccionesque permanecen bajo una aoarente conformidad gral

Un abrazo

MC. Operador Visceral dijo...

Javier, gracias por pasar. Curiosamente mi posteo está en consonancia con el tuyo reproduciendo a Galasso - "El 54% del triunfo electoral es muy importante, pero no autoriza a hacer ‘la plancha’" Sin bronca y tratando de saber cuando es tacticamente provechoso. El conflicto es la historia y nosotos cabalgamos en ella. Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)