miércoles, 27 de julio de 2011

La antipolítica es cómica

¿Del Sel?

"Durante la primera fase de la Revolución Industrial 
el liberalismo político define un modelo de Estado; 
una teoría similar trata de definir 
un modelo de economía."

Los recientes resultados electorales en CABA Y Santa Fe y el muy probable próximo festejo amarillo-globero en la segunda de la CABA están afectando malamente la moral de las huestes del neokirchnerismo progresista". Que no decaiga chicos.

Es que resulta muy lícito preguntarse si nuestra sociedad está girando inexplicablemente hacia un desagradable duranbarbismo, hacia el berlusconismo vernáculo, es decir hacia la antipolítica, como si eso existiera, revirtiendo así una supuesta onda progre que venía recorriendo américa latina.

Pues no creo. No hay tal giro. No es cuestión de modas. En todo caso el giro no es reciente, lleva instalado largas décadas. Tantas como lo está el capitalismo como modo de apropiación de la riqueza y la consecuente ideología hegemónica que éste produce.

Hay quien aporta para el análisis. Leo esto aquí
"Cristina va a ganar en primera vuelta en las presidenciales porque es un producto maravilloso, no por cómo piensa, por su ideología, si no porque es una mujer desenvuelta, inteligente, rápida, graciosa, emotiva, capaz, valiente, política. Todo esto sin contar la raíces melodramáticas que encarna su maravillosa personalidad."
"(...), va a ganar las elecciones porque es una mujer entera, didáctica, generosa, no por los juicios a los genocidas, la matriz industrialista, una política inclusiva, la ley de medios. Va a ganar por eso que los analistas no le piensan."
y esto otro aquí
"Del Sel, que se define a sí mismo como "un vago apolítico" que "le dio felicidad a la gente con tantos años en Midachi", se convirtió en la gran revelación de la política argentina 2011"
"Del Sel cerró su campaña en el programa de Susana Gimenez y su lanzamiento político puede considerarse una invención del laboratorio de Durán Barba, el mismo que está sospechado de organizar una campaña difamante con cientos de miles de llamados telefónicos contra el padre de Daniel Filmus, mientras aconseja a sus candidatos ir a la televisión, bailar, hablar de felicidad, decir la frase "bajemos el nivel de agresión" y no hablar de política.
Nada de esto debiera resultar novedoso, solo basta con encender la televisión y colocarse frente a ella por un par de horas munido del control remoto (artefacto inventado para generar sensación térmica de "control" sin permitir nunca acceder al control mismo sobre los que se consume). O escuchar unos minutos las radios del sistema en cadena con sus vocingleras locutoras nasales, sus toptens idiotizantes y sus pastores electrónicos a la carta.

Sumándose a la ola utilitarista y simplificadora que nos inunda, el enjundioso sociológo oficialista foggertiano nos aconseja en su blog
"Hay que elegir bien los candidatos, amigo, amiga. Así son las cosas en democracia, todo lo demás es aleatorio."
Para pensadores como Artemio todo podría reducirse a contratar a Duran Barba (plata no falta con los fondos de la Anses y al ecuatoriano le encantaría) para que elija bien los candidatos por nosotros. Benchmarking.

Las viejas etiquetas de derechas e izquierdas, como todo objeto de consumo, están hoy muy devaluadas por el uso y abuso reiterado desde 1789 a esta parte. Pero aún en los tiempos que corren donde prima esa necesidad característica del capitalismo de mantener una altísima rotación de stocks y la expansión exponencial de los mercados con sus consecuentes crisis sistémicas, las derechas y las izquierdas existen, vaya que sí, aunque se las designen con eufemismos varios que las disimulan a la vista de los desprevenidos.

Existen materialmente en tanto categorías que identifican a sectores sociales que representan a los actores que disputan el modo de apropiación del excedente generado por la sociedad.

Existen además virtualmente en tanto haya individuos que puedan abstraerse por un momento de la arrasadora y vertiginosa corriente simplificadora mediática y puedan aplicarlas al análisis de las realidades, reflexionar y luego volcar propuestas consecuentes para tratar de surfear de manera favorable el tsunami que representa la dinámica social.

Por superficie pareciera que algunos leen mejor que otros las realidades y así aparecen como exitosos candidatos mientras que otros quedan atrapados en el rol de nerds de una peli yanki pochoclera aunque mirando un poco mas detalladamente encontramos que la verdad podría ser exactamente a la inversa.

Los que aparecen como exitosos lectores de la realidad no serían sino aquellos que representan a los circunstanciales dueños de las complejas lógicas materiales que la conforman. Son entonces dichas lógicas materiales las que determinan las ideologías "exitosas", es decir hegemónicas, y no a la inversa.

Estamos pues ante el famoso "conflicto social" cuya suerte y devenir de ninguna manera se disputa y resuelve en el plano discursivo mediático previo a una elección sino en el plano material que determina y condiciona históricamente dicho suceso antes y durante su transcurso.

Lo que ocurre en el plano discursivo no es la causa, es la manifestación del resultado.

No es verdadero que "... Filmus no supo explicar bien el modelo" y por eso no ganó, mas bien lo que suele ocurrir, cuando ocurre, es que " ... Néstor Kirchner fue elegido presidente con sólo el 22 % de los votos y así introdujo los cambios políticos y sociales en nuestra sociedad". Esto ocurrió porque los tradicionales sectores dominantes, en el 2003 estaban desgastados y desorientados por la crisis del 2001 que ellos mismos generaron y abrieron la brecha por donde se coló inesperadamente la alternativa de "el tuerto" que la venía relojeando.
 
No son las "buenas acciones de un gobierno" que, bien comunicadas lograrán atraer "simpatías", hoy coyunturalmente en forma de votos, sino exactamente al revés. Son las almas "simpáticas" circunstancialmente coaguladas en torno de algún núcleo iniciador y detentando cierta cuota de poder, las que generan las "buenas acciones de gobierno".


Se mire esto desde donde se quiera mirar claro porque lo bueno para algunos será necesariamente lo malo para otros por fuerza del primer principio de la termodinámica y del indetenible desarrollo de las fuerzas productivas.

Ahhh y ... ¡Felicitaciones Tota!!!!

Hasta la próxima.

No hay comentarios.:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Abuelas de la Plaza

(permiso don Rep)